Santa Faustina

129837-sainte-faustine

Una amiga que no nos juzga

Correcta, sencilla y consciente de sus límites, Faustina se dejó transformar poco a poco por Jesús. Por esta razón, Cristo la hizo portavoz universal de su misericordia, a principios de un trágico siglo: el siglo XX, el cual había sido entenebrecido por los filósofos de la sospecha. Hasta ese entonces nunca antes las ideologías militantes habían hecho derramar tanta sangre de mártires, como en este segundo milenio que acaba de terminar. “Misericordia” ... esta fuela respuesta de Dios, a través del corazón confiado, sufriente, obediente y ofrecido de la joven y tímida Faustina; un corazón que se dejó habitar por Dios hasta el punto de convertirse en un corazón de misericordia universal. Esta maravillosa sierva de Dios murió a la edad de 33 años, la edad de Cristo.

(Encuentra otros santos en la guía de santos de Hozana)

Biografía de Santa Faustina

Santa Faustina Kowalska es conocida por ser la gran misionera de la Divina Misericordia. Nació el 25 de agosto de 1905 en Glogowiec, Polonia, y fue bautizada con el nombre de Helena.

Creció en una familia campesina de diez hijos y sintió un fuerte llamado de Dios desde los siete años. Sin embargo, silenció esta voz, ya que sus padres no recibieron bien su deseo de convertirse en monja. A la edad de 19 años, durante un baile, tuvo una visión de Jesús siendo azotado y cubierto de sangre, lo cual le hizo entender que era hora de decidirse por Él. Esa misma noche Helena se fue de casa a Varsovia para cumplir su vocación. Así es como logró ser aceptada en el convento de las Hermanas de Nuestra Señora de la Misericordia donde se encargaba de las humildes tareas domésticas (cocina, jardín, guardia, etc.). Su primer año de vida religiosa fue marcado por la dolorosa experiencia de la "noche oscura", la cual supo ofrecer para la salvación de las almas.

Helena era una monja sencilla y devota que no daba muestra de su vida mística. Sin embargo, en secreto recibió gracias extraordinarias, tuvo varias apariciones de Jesús, diversas revelaciones y recibió el don de la profecía. Todo esto le permitió comprender la misión que Jesús le confió: escribir todo lo que le revelaba , con el propósito de ser la secretaria de su misericordia. A través de ella, Jesús quería recordar al mundo su amor misericordioso. 

Todo comenzó a quedar plasmado cuando Sor Faustina decidió seguir el consejo de su confesor y comenzó a relatar sus experiencias místicas en un Diario que más tarde se hizo muy popular.

Jesús transmitió a Faustina una devoción especial a su Divina Misericordia. Estos incluyen la coronilla de la Divina Misericordia, la Hora de la Misericordia, la Novena de la Misericordia y la Fiesta de la Misericordia.

Además, según la descripción de la hermana Faustina se pintó una imagen  de Jesús en la que Cristo aparece con dos grandes rayos rojos y blancos que salen de su corazón. Debajo de la pintura está escrito el mensaje "Jesús confío en ti".

La hermana Faustina murió de tuberculosis el 5 de octubre de 1938 en Cracovia, a la edad de 33 años. 

A pesar de su muerte, la influencia de su trabajo se siguió extendiendo después de su fallecimiento con los Apóstoles de la Divina Misericordia, los cuales siguieron con el legado del carisma y la experiencia mística de Sor Faustina. 

El 30 de abril de 2000, Sor faustina fue canonizada por el Papa Juan Pablo II, quien instituyó la fiesta de la Misericordia el primer domingo después de Pascua, como Jesús pidió. La fiesta a Santa Faustina se celebra el 5 de octubre. 

La principal obra de Santa Faustina: su Diario

El Diario de Sor Faustina se escribió principalmente entre 1934 y 1938, en forma de memorias. En esta obra se pueden leer las palabras de Jesús, transmitidas a la santa, quien era sólo su secretaria, como la llama Jesús.

Estos escritos nos revelan la profundidad de la vida espiritual de Santa Faustina, cuya alma estaba íntimamente unida a Dios. El Diario nos revela las gracias especiales con las que fue bendecida esta humilde monja: visiones, revelaciones, el don de la profecía, el don de interpretación de las almas, los estigmas invisibles, el don de la bilocación y el don de las nupcias místicas. 

Aprende un poco más sobre el Diario de Sor Faustina

El mensaje de Santa Faustina: dar a conocer la inmensidad de la Divina Misericordia

A menudo, Dios toma instrumentos muy pobres para llevar a cabo sus más grandes obras. Santa Faustina es un ejemplo de ello: fue elegida especialmente en el siglo XX para ser el apóstol de la misericordia. El mensaje que ella transmite es para nuestros tiempos y tiene la vocación de ser difundido en todo el mundo. Su importancia es fundamental: hacer saber al mundo que Dios tiene un corazón sensible a la miseria y el sufrimiento humano.

Juan Pablo II otorgó una influencia universal al mensaje transmitido por Santa Faustina, pues como papa, y más aún como Papa polaco, Juan Pablo II promovió exponencialmente el conocimiento de Sor Faustina y el mensaje que ella quiso transmitir. Al conocer la santidad de la vida de Faustina, el papa logró destacar los escritos de Sor Faustina, fomentar su lectura y profundizar en la vida de la joven santa. Él mismo predicó mucho sobre el tema de la misericordia divina, el cual fue según sus palabras, "el hilo rojo que guió su pontificado".

Devociones a la Divina Misericordia: medios efectivos que Jesús nos da

La hora de la misericordia

Jesús le pidió a la hermana Faustina que todos los días a las 3 de la tarde nos sumergiéramos en su misericordia, sin importar el lugar donde estemos. Él dijo: "En esta hora nada le será negado al alma que lo pida por los méritos de Mi Pasión". Jesús propone hacer el Vía Crucis si tenemos tiempo o simplemente para meditar en su pasión durante esta hora de gracia.

Aprende más sobre la hora de la misericordia.

La coronilla de la misericordia

Es una oración que consiste en implorar la misericordia de Dios, la cual es muy poderosa para la conversión de los pecadores. Jesús insta a Santa Faustina a rezar este rosario en cualquier situación de inseguridad o necesidad y especialmente con personas en agonía de muerte. De hecho, los testimonios de las gracias recibidas son muy numerosos. 

Aprende más sobre la coronilla de la Divina Misericordia.

Domingo de la Misericordia

Jesús pidió que se estableciera esta fiesta el primer domingo después de Pascua. Esta fiesta se prepara con una novena que Jesús enseñó a la hermana Faustina, en la cual se intercede por cada familia de almas.  Además, este es un día de grandes gracias, "Ese día, quien se acerque a la Fuente de la Vida, obtendrá una remisión total de sus faltas y sus castigos", dijo Jesús.

La imagen de Jesús misericordioso: una fuente de gracias

Jesús se le apareció a la hermana Faustina y le pidió que le pintara un cuadro de Él, tal cual como lo vio. En dicha imagen, aparece Jesús resucitado, glorioso, que viene al encuentro del pecador. En la imagen se aprecian dos grandes rayos de luz que salen de su corazón, los cuales representan su infinita misericordia. Además, en la parte inferior del cuadro se encuentran escritas las palabras "Jesús, confío en ti".

El cuadro fue pintado por primera vez en 1934. Posteriormente se hicieron otras representaciones, siguiendo el mismo modelo.

Debemos saber que el Señor promete muchas gracias delante del cuadro: "Prometo que el alma que venere ese Cuadro, no se perderá”.

Conoce un poco más sobre la imagen de Jesús Misericordioso.