Santa Bernardita

Una simplicidad traviesa que desconcierta

Siendo una chica pobre, un día conoce a una bella dama en las orillas del río Gave. Aunque ella desconocía por completo que la Iglesia acababa de proclamar el dogma de la Inmaculada Concepción, esto no fue impedimento para que la dama se presentara diciendo: "Yo soy la Inmaculada Concepción"... Es así como a  principios del siglo XX, Bernardita recibió de María el primer gran mensaje de conversión  proveniente  del Cielo para nuestros tiempos. 

Se puede decir que los comienzos de su vocación fueron extraordinarios,no obstante su vida después de las apariciones y su entrada a la religión, fue bastante ordinaria. Al respecto, Santa Bernardita nos dice que lo importante no es hacer mucho, sino hacerlo bien... Así era ella, sencilla, poco mística, pícara… De hecho, con su personalidad logró desconcertar a la sociedad, sin embargo, debajo de su hábito religioso había una herida que la martirizaba diariamente.

(Encuentra otros santos en la guía de santos de Hozana)

Biografía de Bernadette Soubirous

Antes de convertirse en LA Santa Bernardita mundialmente conocida y a quien se rezaba, entre otras cosas, para "obtener gracias de salvación para los pobres y los pequeños", Bernardita era una pequeña campesina del suroeste de Francia. María Bernardita Soubirous nació el 7 de enero de 1844 cerca de Lourdes. Era la mayor de una familia de nueve hermanos, cuatro de los cuales murieron siendo aún muy pequeños. Su padre, Francisco, era molinero antes de perder su trabajo. Luego de caer en la ruina, esta familia numerosa se instaló en el lugar llamado "Le Cachot", en una habitación insalubre y estrecha. Como la pequeña Bernardita empezó a sufrir de asma a una edad muy temprana, lo cual la hacía ser muy débil, tuvo que ser enviada como sirvienta a Bartrès, cerca de Lourdes en 1857. Un año después la jovencita regresó a Lourdes para recibir su primera comunión y fue de hecho en el transcurso del año 1858  que la niña de 14 años tuvo 18 apariciones de la Santísima Virgen. El milagro ocurrió por primera vez el 11 de febrero en la gruta de Massabielle y se repitió hasta el 16 de julio de 1858. 

Dos años después de las apariciones, Bernardita entró como pensionada en el hospicio de las Hermanas de la Caridad de Lourdes, donde fortaleció su vocación religiosa. En 1864, comenzó su postulación a Lourdes, luego dejó sus Pirineos natales para unirse al convento de Saint-Gildard de Nevers en 1866. En octubre de 1867, hizo sus votos y se convirtió en la Hermana María Bernarda. Durante trece años, la vida de Bernardita Soubirous estuvo marcada por el sufrimiento debido a su precario estado de salud y al trato severo de sus superiores. Sin embargo, ofreció sus sufrimientos por el mundo rezando incansablemente a la Virgen María y llevó cuidado y consuelo a los enfermos que estaban en la enfermería. Posteriormente tuvo que estar encerrada durante muchos meses debido a una grave enfermedad pulmonar que la llevaría a la muerte el 16 de abril de 1879, cuando apenas tenía 35 años de edad. Antes de dar el último suspiro, murmuró suavemente: "Santa María, Madre de Dios, ruega por mí, pobre pecadora".

El cuerpo de Bernardita Soubirous fue exhumado de su ataúd en 1909, 1919 y 1925 en vista de su proceso de beatificación. Al conservarse inexplicablemente intacto, su cuerpo fue guardado en la capilla de Saint-Gildard en Nevers. Posteriormente, Santa Bernardita fue canonizada en 1933 por el Papa Pío XI por su fe y la naturaleza ejemplar de su vida religiosa y no por las apariciones de las que fue testigo. Su fiesta se celebra el 18 de febrero. De hecho, Santa Bernardita es la patrona de los pastores, de los pobres, de los enfermos y... ¡de los que comparten alojamiento! Incluso hoy en día, la pequeña Bernardita sigue inspirando a muchos cristianos de todo el mundo, incluyendo a muchos artistas que le rinden homenaje a través de obras literarias y cinematográficas como la película Bernardette (Bernardita en español) estrenada en 1987 o el musical Bernardette de Lourdes (Bernardita de Lourdes).

Las apariciones de Nuestra Señora de Lourdes a Bernardita Soubirous 

En el espacio de cinco meses, entre el 11 de febrero y el 16 de julio de 1858, Bernadette Soubirous tuvo dieciocho apariciones de la Santísima Virgen. 

  • La primera aparición sucedió el 11 de febrero de 1858 cuando Bernadette, en compañía de su hermana y una amiga, va a buscar leña al bosque. Según ella misma lo contó, primero sintió una "ráfaga de viento" y luego una "suave luz", antes de ver en la entrada de la cueva de Massabielle a un "niño muy hermoso" que se convirtió en una "bella dama". Allí rezaron el Rosario juntas y luego la dama desapareció de su vista.
  • El 14 de febrero de 1858 Bernardita volvió a la cueva a pesar de la prohibición que se le había hecho. Al ver nuevamente aparecer a la hermosa dama, le arrojó agua bendita, y esta le respondió con una sonrisa. Luego rezaron juntas el Rosario.
  • Durante la tercera aparición, el 18 de febrero de 1858, la Señora respondió por primera vez a Bernardita, quien le preguntó su nombre: "no es necesario" antes de añadir: "¿quieres tener la gracia de venir aquí durante quince días?” , luego continuó diciendo: “no te prometo hacerte feliz en este mundo, sino en el otro. ¿Quieres hacerme el favor de venir aquí durante quince días?”. Acto seguido, Bernardita fue a la cueva, durante quince días seguidos, sin ver nuevamente a la bella dama.
  • El 19 de febrero de 1858, Bernardita llega a la Gruta con una vela bendecida y encendida. De aquel gesto nacerá la costumbre de llevar velas para encenderlas ante la Gruta.
  • El 20 de febrero de 1858, la Señora le enseñó una oración personal a Bernardita. 
  • El 21 de febrero de 1858, ese día, Bernardita tuvo una aparición y después fue interrogada por Jacomet, el superintendente de la policía.  
  • El 23 de febrero de 1858, la Virgen le revela a Bernardita un secreto "sólo para ella".
  • El 24 de febrero de 1858, la Virgen le dijo: "Penitencia, penitencia, penitencia. Reza a Dios por los pecadores. Besa la tierra para la conversión de los pecadores".
  • El 25 de febrero de 1858, Bernardita descubre la fuente después de que la Dama le dijera: "Ve y bebe de la fuente y lávate en ella" y "comerás de esa hierba que está allí".
  • El 27 de febrero de 1858, la Aparición es silenciosa, Bernardita tomó el agua del manantial e hizo los gestos habituales de penitencia.
  • El 28 de febrero de 1858, Bernardita rezó, besó la tierra y se arrastró de rodillas en señal de penitencia.
  • El 1 de marzo de 1858, sucedió la primera sanación milagrosa: Catalina Latapie fue a la gruta, sumergió su brazo dislocado en el agua del manantial e inmediatamente su brazo y su mano recuperaron su flexibilidad.
  • El 2 de marzo de 1858, la bella dama dice: "Ve y dile al sacerdote que vengan aquí en procesión y que construyan una capilla.” Bernardita repite estas palabras al sacerdote, quien a su vez le pide el nombre de la Señora y una prueba de sus visiones. 
  • El 3 de marzo de 1858, Bernardita pregunta a la dama su nombre, y ella responde con una sonrisa.
  • El 4 de marzo de 1858, la Señora guardó silencio, y la multitud, que esperaba un milagro, se decepcionó por lo sucedido.
  • El 25 de marzo de 1858 es el día de la Anunciación, el día elegido por la Señora para responder a Bernardita: "Que soy era Inmaculada Councepciou", que se traduce como "Yo soy la Inmaculada Concepción".
  • El 7 de abril de 1858, durante la aparición, sucedió el milagro de la vela, cuya llama envolvió la mano de Bernardita sin quemarla. 
  • El 16 de julio de 1858 se prohibió el acceso a la cueva de Massabielle, por lo que Bernardita fue al otro lado del río Gave y vio a la Santísima Virgen por última vez. Ella relató el hecho como sigue: "Me pareció que estaba frente a la gruta, a la misma distancia que las otras veces, sólo vi a la Virgen, nunca la había visto tan hermosa".

El legado de Santa Bernardita: el Santuario de Lourdes

El 18 de enero de 1862, el obispo de Tarbes, en nombre de la Iglesia, reconoció como auténticas las apariciones de Bernardita Soubirous. Este reconocimiento tuvo lugar después de un cuidadoso y meticuloso examen de todos los hechos. De hecho, el sacerdote Peyramale, fue el decano de Lourdes a quien Bernardita dirigió todas las peticiones de la Virgen  durante las apariciones, en particular la de hacer construir una capilla en la gruta. Por esta razón, el obispo le confió la puesta en marcha de un peregrinaje oficial y la construcción de la futura Basílica de la Inmaculada Concepción. 

La iglesia fue construida entre 1862 y 1871, con vista a la gruta de Massabielle, lugar donde la Virgen María se apareció a Bernardita Soubirous. El santuario de Lourdes, que se convirtió posteriormente en el mayor lugar de peregrinación católica del mundo, incluye la gruta, tres basílicas (la de la Inmaculada Concepción, la del Rosario y la de San Pío X) así como una gran explanada, numerosos edificios de servicio, fuentes, piscinas, etc. El legado de Bernadette Soubirous se resume en los millones de peregrinos que vienen a la ciudad mariana cada año para alabar a la Virgen o para obtener gracias. 

Si lo deseas, puedes aprender más sobre el Santuario de Lourdes siguiendo este enlace.

Oraciones a Santa Bernardita

Lourdes es uno de los lugares más famosos del mundo, conocido especialmente por la abundancia de gracias que allí se esparcen. Por lo tanto, se pide fervientemente la intercesión de Santa Bernardita y de la Virgen María, quien vino a Lourdes dándose a conocer como la Inmaculada Concepción. A continuación, te presentamos varias oraciones a Santa Bernardita y a Nuestra Señora de Lourdes.