Versículos de sanidad

Dios nunca nos abandona cuando el dolor nos invade; si bien es cierto que la enfermedad ataca nuestro cuerpo y nos hace sufrir, también es verdad que Dios está ahí para aliviarnos, defendernos y sanar todas nuestras enfermedades. De hecho, muchas palabras de la Biblia nos hablan de esa promesa de sanación: por ejemplo, el Salmo 107:20 dice: “envió su palabra y los sanó, salvó sus vidas del sepulcro.”  Además, el Evangelio presenta a Jesús como el médico por excelencia, ante el cual ninguna enfermedad puede prevalecer. 

En varios pasajes de la Biblia se puede ver cómo mucha gente fue curada de todos sus dolores por medio de las palabras de Jesús. Esto nos debe llenar de esperanza, al saber que mientras sufrimos porque nuestro cuerpo se debilita al sentir los síntomas de la enfermedad, Jesús está ahí y nos extiende su mano sanadora. ¿Acaso se nos olvida que Él mismo dijo: “Si creen, verán la gloria de Dios”? Dicho esto, fortalezcámonos en el Señor y no tengamos miedo ante la enfermedad, pues Él no nos abandona.

A continuación te presentamos 5 pasajes y versículos de la Biblia que revelan la actitud correcta que debemos tener ante la enfermedad.

 

5 recetas bíblicas para afrontar la enfermedad

En nuestras pruebas, Dios está con nosotros

“No temas, porque yo estoy contigo, no te inquietes, porque yo soy tu Dios; yo te fortalezco y te ayudo, yo te sostengo con mi mano victoriosa.” (Isaías 41:10)

La gracia de Dios se revela en nuestra debilidad

“Por eso, me complazco en mis debilidades, en los oprobios, en las privaciones, en las persecuciones y en las angustias soportadas por amor de Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.” (2 Corintios 12:10)

Dejemos que el Señor lleve nuestras cargas

“Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y yo los aliviaré.” (Mateo 11:28)

 

Confiémos en el Señor en todo momento

No seas sabio a tus propios ojos, teme al Señor y apártate del mal: eso será un remedio para tu carne y savia para tus huesos.” (Proverbios 3:7-8)

La alegría es un excelente remedio para la enfermedad

“¡Un corazón alegre es el mejor remedio, pero el espíritu abatido reseca los huesos!” (Proverbios 17: 22)

Con Hozana, unámonos en oración por los enfermos

Es bien sabido que cuando nos enfrentamos a una enfermedad que nos afecta o tenemos un familiar enfermo, podemos sentirnos impotentes y solos en esta lucha. Sin embargo, tengamos presente que Dios no nos abandona, y Él escucha nuestras oraciones, individuales o colectivas.

En Hozana, la primera red mundial de oración cristiana, puedes encontrar muchas comunidades de oración para encomendar los enfermos al Señor. Por ejemplo, puedes:

Rezar una novena a la Virgen de Lourdes por la curación de los enfermos, y unirte en oración durante 9 días, por la salud física, mental y espiritual de todos nosotros.

Explorar las comunidades de oración de Hozana por los enfermos y rezar por todos nuestros hermanos y hermanas que se enfrentan a la enfermedad, de modo que puedan salir victoriosos de esa prueba.

¿Te animas a orar con nosotros? ¡Ven y únete hoy mismo!