Oración a San José

En el nuevo testamento, San José es ante todo un hombre encargado por Dios de una misión única: criar a su hijo. Se convierte en el esposo de María, la acepta embarazada, la protege y es el primero en ver a Jesús. Cuatro veces, en el Evangelio, Cristo es llamado “hijo de José”, lo que ha hecho de él un santo nada común…El mes de marzo es un mes dedicado a San José: el 19 de marzo es el día de San José y la ocasión más especial para celebrarlo. Descubre varias oraciones hermosas a San José.

3 cortas plegarias a San José

Oración eficaz a San José

“Oh San José, cuya protección es tan grande, tan fuerte y tan inmediata ante el trono de Dios, a ti confío todas mis intenciones y deseos.
Ayúdame, San José, con tu poderosa intercesión, a obtener de tu Hijo adoptivo, Jesucristo Nuestro Señor, todas las bendiciones espirituales, de modo que al confiarme a tu poder celestial aquí en la tierra, pueda honrar y ofrecer mi gratitud al Padre que nos ama.
Oh San José, yo nunca me canso de contemplarte con Jesús adormecido en tus brazos, no me atrevo a acercarme cuando Él descansa junto a tu corazón. Abrázalo en mi nombre, besa por mí su delicado rostro y pídele que me devuelva ese beso cuando yo exhale mi último suspiro.
¡San José, patrono de las almas que parten, ruega por mí! Amén”.

Oración de la mañana a San José

Una bella y corta oración para ofrecer a San José cada mañana:

“Oh glorioso san José, jefe de la familia de Nazaret, que con tanto empeño te ocupaste de todas sus necesidades, extiende tu tierno cuidado sobre nuestras familias, parientes y nuestras comunidades, toma bajo tu dirección todos nuestros asuntos espirituales y temporales que les conciernen, y haz que el resultado sea para la gloria de Dios y la salud de nuestras almas. Amén”

Padre Finet, fundador de Foyers de Charité (Hogares de Caridad) con Marta Robin.

Orar a San José cada mañana es una manera de contar con su poderosa ayuda a nuestro lado al comenzar una nueva jornada.

Dios te Salve José

Dios te salve, José, lleno de la gracia divina.
Entre tus brazos descansó El Salvador y ante tus ojos creció.
Bendito eres entre todos los hombres, y bendito es Jesús,
el hijo divino de tu Virginal Esposa.
San José, padre adoptivo de Jesús,
ayúdanos en nuestras necesidades familiares, de salud y de trabajo,
hasta el fin de nuestros días, y socórrenos a la hora de nuestra muerte. Amén”.

Orar a San José de otra manera

El rosario a San José

¿Sabías que es posible orar el rosario a San José? ¡Claro que sí! Existen diferentes maneras de rezarlo, pero una de las más conocidas es la meditación sobre cómo José acogió los gozos y dolores junto a María y Jesús: está compuesto de 7 misterios. Durante la meditación de los misterios, el tradicional Dios te Salve María es reemplazado por el Dios te Salve José, seguido de un “Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos, Amén”. El rosario puede terminarse por la plegaria Acuérdate San José o por las letanías a San José.

Más detalles sobre el rosario a san José y sus misterios.

Novenas a San José

En la tradición católica, rezamos frecuentemente a San José en forma de novenas. Una novena es una serie de oraciones que se rezan a diario durante nueve días consecutivos. La novena está asociada de un modo privilegiado al custodio de la Santa Familia, ya que simboliza la fidelidad y la perseverancia en la oración, de la misma manera que José lo hizo al lado de María. Existen novenas para pedirle su intercesión en la búsqueda de trabajo, de vivienda, por una familia unida, etc. Otra manera de orar a San José con más tiempo es ofrecerle una treintena.

¡Únete a la gran novena a San José, del 11 al 19 de marzo de 2020!

¿Por qué orar a San José?

El carpintero de Nazaret es descrito como un hombre paciente, bueno, humilde pero sobre todo fiel y firme. Todas estas cualidades hacen de él uno de los santos católicos más ejemplares y a quien más acudimos para confiar nuestras oraciones.
Santa Teresa de Ávila nos confiaba que: “El glorioso San José, y yo lo sé por experiencia, despliega su poder a todas las necesidades (…)”

Conociendo ahora el sorprendente recurso de este gran santo ante Dios, quisiera convencer a todo el mundo de honrarlo de una manera particular (…) Desde hace varios años, yo le pido, el día de su fiesta, un favor particular y siempre he visto mis deseos concedidos.” El padre de la Santa Familia es conocido por no dejar jamás en la oscuridad, a aquellos que a él se confían con fervor y fidelidad, y  por escuchar las peticiones que le son presentadas.

¿Cuándo orar a San José?

“Queridos jóvenes, mirad a San José como un ejemplo de vida humilde y discreta. Queridos enfermos, cultiven el silencio y la oración, aprendan a cargar la cruz con la actitud de silencio y de oración del padre adoptivo de Jesús, San José. Queridos recién casados, construyan sus familias bajo el amor que unía María a su esposo José. También confió a la protección de San José los padres de familia, los sacerdotes y todos aquellos que tienen un papel educativo en la Iglesia y en la sociedad” nos confiaba el papa Francisco un 19 de marzo, fecha de la fiesta de San José.

Todas las cualidades de este gran santo cristiano hacen de él el patrón de las familias, de las parejas, de los estudios, de la vivienda, de las causas difíciles, del combate contra los demonios… y otras más. San José artesano, santo patrón de los trabajadores, es invocado particularmente el 1 de mayo.

Podemos orar a San José en numerosas situaciones:

¡Ora a San José con Hozana!

San José, por su fidelidad y su ejemplo de vida, es un santo muy particular. No olvidemos confiarnos a él para progresar en nuestra vida de oración y en nuestro camino de santidad personal. No dudemos en pedir las gracias de Dios por medio de él. 

¡Hozana puede ayudarnos a ejercer esta fidelidad y esta perseverancia en la oración gracia a todas sus múltiples y variadas propuestas espirituales!

Comienza una novena a san José, recibiendo de manera cotidiana un video con un audio de un pasaje de la Palabra de Dios, una meditación con textos del Magisterio de la Iglesia y una plegaria de consagración a San José. ¡Así podrás recibir el testimonio de la acción de este gran santo en nuestras vidas!