Oraciones milagrosas a San José

San José, descendiente del rey David y padre adoptivo de Jesús, fue ejemplar en su paternidad, su trabajo y su devoción a Dios. Su profunda intimidad con el misterio de la Encarnación lo convierte en un santo completamente excepcional. Las oraciones a San José son poderosas armas contra la desesperación. Como él ha cuidado a Jesús, su hijo adoptivo, nos cuida a nosotros y presenta a Dios con amor y compasión las intenciones de oración que nosotros le confiamos.

Oraciones a San José

He aquí dos oraciones a San José, la primera es una oración para pedir un milagro a San José y la segunda es una oración llamada "infalible" que data de alrededor del año 50 d.C, y fue enviada por el papa Julio II en 1505 al emperador Carlos que partía a la guerra.
Es importante tener en cuenta que Dios no es un mago y que no debemos esperar que Él nos conceda milagrosamente todos nuestros deseos. Dios es nuestro Padre celestial, infinitamente bueno y lleno de amor por nosotros, sus hijos. Él sabe mejor que nosotros lo que necesitamos y quiere nuestra felicidad. Incluso si a veces tenemos la impresión de que no nos escucha, el Señor nos acompaña y nunca nos abandona.

Oración milagrosa a San José

"Oh San José, padre muy amoroso, fiel guardián de Jesús y casto esposo de la Madre de Dios, te pedimos que le recuerdes a Dios Padre todo el amor que tuvo por nosotros ofreciéndonos a su Hijo, muerto y resucitado para pasarnos su vida.
Por la omnipotencia de Jesús, obtén para nosotros el favor que buscamos del Padre Eterno …
Pídele misericordia para sus hijos.
Que, desde el corazón de su Reino, se incline hacia nosotros, los peregrinos en la tierra; acuérdate de ellos y de aquellos que sufren y lloran.
Que el Señor Jesús, sensible a nuestras oraciones y atento a tu intercesión como a la de María tu esposa, responda a nuestra confianza y nos otorgue vivir en la alegría y la esperanza.
Amén.”

Oración infalible a San José

“Oh San José, cuya protección es tan grande, tan fuerte y rápida ante el trono de Dios, pongo en ti todos mis intereses y deseos. Oh San José, ayúdame con tu poderosa intercesión y obtén para mí de tu divino Hijo todas las bendiciones espirituales por Jesucristo nuestro Señor, de tal manera que después de haber confiado aquí en la tierra en tu poder celestial, pueda yo ofrecer mi agradecimiento y mi homenaje al Padre que nos ama.”
Oh San José, nunca me canso de contemplarte a ti y a Jesús durmiendo en tus brazos; No me atrevo a acercarme mientras Él descansa junto a tu corazón. Abrázalo en mi nombre, y besa por mí delicadamente su cabeza y pídele que me abrace a su vez en mi último suspiro.

¡San José, patrón de las almas del purgatorio, ruega por mí!"

Con Hozana, descubre muchas oraciones y novenas a San José

Puedes rezarle a San José durante todo el año o durante una novena o un retiro de unos días y así, pedirle ayuda en las dificultades diarias.