Profetas

Los libros del Antiguo Testamento pueden agruparse en tres categorías principales: los libros históricos (GénesisÉxodo, 1 Reyes, Números…), los libros poéticos (SalmosProverbiosEclesiastés, etc.) y los libros proféticos (Oseas, Jonás, Zacarías, etc...). De hecho, esta última categoría presenta la vida de hombres llamados "profetas", quienes recibieron la inspiración divina para transmitir las palabras de Dios al pueblo. Por otro lado, los libros proféticos se clasifican en dos grupos: profetas mayores, como JeremíasIsaíasEzequielDanielprofetas menores como oseas, joel, amós, etc. Te invitamos a descubrir quiénes son los profetas de la Biblia y cuáles fueron sus mensajes.

¿Qué es un profeta en la Biblia?

En general, el término profeta se utiliza para describir a una persona que transmite un mensaje de Dios a otros. Como "portavoz" o "abogado" de Dios, su función era anunciar fielmente la voluntad de Dios al pueblo. Por ello, adoptaron una postura firme para guiar al pueblo hacia la justicia según Dios. Debido a sus conocimientos espirituales y a su capacidad para predecir el futuro, también se les llamaba videntes.

Diferencia entre adivino y profeta

El adivino o vidente se diferencia del profeta en dos aspectos: en primer lugar, las visiones que predicen los adivinos están teñidas de fatalismo, mientras que cuando un profeta habla de parte de Dios, lo hace con el propósito de cambiar la conducta del pueblo, y si el pueblo cambia, el juicio de condena previamente predicho puede cambiar para el bien del pueblo. En segundo lugar, a nivel práctico los adivinos utilizan cartas, interpretan el vuelo de las aves, loterías y otros elementos para predecir el futuro de las personas, mientras que los profetas se basan exclusivamente en el Espíritu de Dios. 

Los primeros profetas

En los libros históricos de Génesis y 1 Samuel, encontramos hombres que desempeñaron el papel de profetas en su época. Tal es el caso de AbrahamMoisésElíasEliseo... Dentro de sus funciones estaban dirigirse a los reyes y a los hombres a los que Dios les enviaba para anunciar la justicia de Dios y los acontecimientos que estaban por venir. Por otro lado, en el caso de DéboraSamuel, además de ser profetas, también ejercieron el papel de jueces en Israel. 

Los 4 principales profetas del Antiguo Testamento

El profeta Jeremías

El profeta Jeremías, autor del libro de Jeremías y de Lamentaciones, recibió el llamado de Dios siendo aún muy joven. Posteriormente, el Señor lo utilizó para anunciar la próxima destrucción de Jerusalén y la deportación a Babilonia. 

El profeta Isaías

El profeta Isaías, autor del libro de Isaías, vio el cambio de su ministerio después de ser testigo de la gloria de Dios en su templo, y tuvo por misión dar un mensaje sobre la llegada del Mesías. 

El profeta Ezequiel

El profeta Ezequiel, autor del libro de Ezequiel, recibió una visión sobre la gloria de Dios mientras estaba cautivo en Babilonia. Posteriormente, comenzó a anunciar al pueblo la ruina que caería sobre él por sus actos idolátricos. Además, el Señor lo utilizó para pregonar la restauración y la nueva esperanza que vendría después. 

El profeta Daniel

El profeta Daniel, autor del libro de Daniel, impresionó a los babilonios por su piedad, inteligencia y fe en su Dios mientras estuvo al servicio del rey Nabucodonosor en Babilonia. En su libro se presentan hechos significativos como su estancia en el foso de los leones y sus visiones sobre el fin de los tiempos.

 

Los 12 profetas 

Después del libro de Daniel, la Biblia nos presenta 12 libros proféticos escritos por 12 profetas del Antiguo Testamento, los cuales presentamos a continuación:

  • Oseas
  • Joel
  • Amos
  • Abdias
  • Jonas
  • Miqueas
  • Nahum
  • Habacuc
  • Zofonías
  • Hageo
  • Zacarías
  • Malaquías

Los profetas del Nuevo Testamento

Juan el Bautista

Después del profeta Malaquías, hubo un período intertestamentario en Israel, durante el cual no se escuchó ninguna gran voz profética. Si bien es cierto que hubo algunos profetas como Ana y Simeón, citados en el Evangelio de Lucas, la aparición de Juan el Bautista marcó la diferencia en términos de profecía por aquellos tiempos, pues él estuvo a cargo de profetizar la pronta venida del Mesías, mientras predicaba sobre el arrepentimiento y el bautismo en agua para el perdón de los pecados. 

Tus hijos e hijas profetizarán

Después de la muerte de Jesús en la cruz y su posterior resurrección, el Espíritu de Dios descendió sobre la tierra y comenzó a actuar en la vida de todos los que creen en Él. Precisamente, esto fue lo anunciado en las Escrituras en el libro de Joel: “En los últimos días, dice el Señor, derramaré mi Espíritu sobre todos los hombres y profetizarán sus hijos y sus hijas; los jóvenes verán visiones y los ancianos tendrán sueños proféticos. Más aún, derramaré mi Espíritu sobre mis servidores y servidoras, y ellos profetizarán” (Hechos 2:17-18). Además, el libro de los Hechos de los Apóstoles nos muestra que personas del común, como las cuatro hijas de Felipe o de Agabus también profetizaron guiadas por el Señor (Hechos 21:9-10). 

¡Escucha la Palabra de Dios con Hozana!

Hozana te propone descubrir diferentes propuestas espirituales para sumergirse en la Palabra viva de Dios, a través de comunidades de oración que invitan a descubrir los diferentes libros de la Biblia. Por ejemplo, puedes:

  • Unirte a la comunidad “la reflexión del día” y recibir cada día una buena dosis de alimento espiritual mediante las Santas Escrituras
  • Hacer parte de la comunidad “el Evangelio del día” para que cada mañana recibas una meditación tomada de un líder espiritual, de manera que puedas asimilar mejor la Palabra de Dios en tu corazón.
  • Descubrir cómo Dios viene a tu encuentro a través de la Biblia mediante la lectio divina, que permite entablar una conversación con Dios y favorece el crecimiento espiritual.

¡Ven y escucha la Palabra de Dios con Hozana!