Novena a la Virgen María, Desatanudos - Hozana

Novena a la Virgen María, Desatanudos

Sandra Nathalia

Novena a la Virgen María, Desatanudos

María Desatanudos, en su papel de madre, ayuda a sus hijos desatando y destrabando las dificultades terrenales que los afligen. Pidamos a María que nos ayude durante nuestras tribulaciones.

¡Comienza cuando quieras la novena!

¡Comienza cuando quieras la novena!

María Desatanudos, en su papel de madre, ayuda a sus hijos desatando y destrabando las dificultades terrenales que los afligen. Pidamos a María que nos ayude durante nuestras tribulaciones.

Me gusta, invito a mis amigos

17 comparte
Copiar el link

Objetivo de la Novena (del 20 al 28 de septiembre):

Hagamos con fe la Novena a la Virgen María Desatanudos y pidamos con confianza a nuestra madre María que obre maravillas en nosotros y, nos ayude a sortear nuestros problemas de la vida terrenal y espiritual.

En términos concretos:

  • Presentarás tus problemas y dificultades a la Virgen Desatanudos para que ella te ayude a desatar esos nudos que impiden que tu vida sea mas tranquila física, emocional, espiritual, financiera, personal y profesionalmente.
  • Podrás venerar a la Virgen Desatanudos meditando y orando las lecturas diarias.
  • Aprenderás sobre la historia y devoción de la advocación mariana conocida como la Virgen Maria Desatanudos.
  • Agradecerás a la Virgen Desatanudos por la multitud de favores que de sus manos han experimentado sus devotos.

La Virgen de los Desatanudos, es la Virgen que desata los problemas de la vida y aquella que nos libra de los engaños con que el demonio nos ata.” - Mons. Eduardo García – Obispo auxiliar de Buenos Aires, Argentina

Oración de la novena

Oración a Nuestra Señora Desatanudos

Santa María, ¡desatadora de nudos! Santa María, llena de la presencia de Dios, durante tu vida aceptaste con toda humildad la voluntad del Padre, y el maligno nunca fue capaz de enredarte con sus confusiones. Junto a tu Hijo intercediste por nuestras dificultades y, con toda sencillez y paciencia, nos diste ejemplo de cómo desenredar la madeja de nuestras vidas. Al quedarte para siempre como Madre Nuestra, pones en orden y haces más claros los lazos que nos unen al Señor. Santa María, ¡Madre de Dios y Madre Nuestra! A tí, que con corazón materno desatas los nudos que entorpecen nuestra vida, te pedimos que nos recibas en tus manos y que nos libres de las ataduras y confusiones con que nos hostiga nuestro enemigo. Por tu gracia, por tu intercesión, con tu ejemplo, líbranos de todo mal, Señora Nuestra y desata los nudos, que nos impiden unirnos a Dios, para que estando libres de toda confusión y error, veamos a Dios en todas las cosas, tengamos nuestros corazones puestos en Él y podamos servirle siempre en nuestros hermanos. ¡Amén!

Ora desde ya con esta novena haciendo clic en "Oro"

Publicaciones más comentadas