Adviento con el Papa Francisco y Laudato Si'

Un retiro de Adviento guiado por las palabras del Papa Francisco y su encíclica Laudato Si' para preparar la venida de nuestro Señor Jesucristo - la luz del mundo y de toda la Creación.

31 comparte

Adviento con el Papa Francisco y Laudato Si': Preparación para la Buena Nueva

El Señor, en el colmo del misterio de la Encarnación, quiso llegar a nuestra intimidad a través de un pedazo de materia. No desde arriba, sino desde adentro, para que en nuestro propio mundo pudiéramos encontrarlo a él.” Papa Francisco (LS 236)

Durante el Adviento, emprendemos un camino de preparación para nuestro encuentro con Dios, Jesucristo, que viene a nuestro encuentro en la Creación: ¡esta es la Buena Noticia! Anticipamos con esperanza y alegría la renovación de toda la Creación a través de la Encarnación cuando Jesús asuma la vida material que compartimos con todas las criaturas.


En este retiro de Adviento pondremos especial atención en cómo compartimos este camino de preparación en comunión con la Creación, que también espera ansiosa la redención. (cf. Rm 8,19-23). Nos guiaremos por las palabras del Papa Francisco y la encíclica Laudato Si', su carta especial para todos nosotros sobre el llamado a cuidar nuestra casa común.

Cada semana se le invitará a reflexionar sobre un tema específico a través de 

  • un breve video de La Carta (un documental con el Papa Francisco sobre Laudato Si')
  • una breve reflexión sobre ese tema y 
  • una oración. 

Cada semana también se le invitará a un llamado a la acción, una forma concreta de prepararse para la Navidad de manera más sostenible.


Como nos recuerda el Papa Francisco,“Vivir la vocación de ser protectores de la obra de Dios es parte esencial de una existencia virtuosa, no consiste en algo opcional ni en un aspecto secundario de la experiencia cristiana.” (LS 217) 

¡Únase a nosotros mientras esperamos ansiosamente la venida de Cristo, clamando con la Creación para que venga la luz del mundo!

Oración de el retiro

Oración por nuestra tierra

Dios omnipotente, que estás presente en todo el universo y en la más pequeña de tus criaturas, Tú, que rodeas con tu ternura todo lo que existe, derrama en nosotros la fuerza de tu amor para que cuidemos la vida y la belleza. Inúndanos de paz, para que vivamos como hermanos y hermanas sin dañar a nadie. Dios de los pobres, ayúdanos a rescatar a los abandonados y olvidados de esta tierra que tanto valen a tus ojos. Sana nuestras vidas, para que seamos protectores del mundo y no depredadores, para que sembremos hermosura y no contaminación y destrucción. Toca los corazones de los que buscan sólo beneficios a costa de los pobres y de la tierra. Enséñanos a descubrir el valor de cada cosa, a contemplar admirados, a reconocer que estamos profundamente unidos con todas las criaturas en nuestro camino hacia tu luz infinita. Gracias porque estás con nosotros todos los días. Aliéntanos, por favor, en nuestra lucha por la justicia, el amor y la paz. Amén.

Ora desde ya con este retiro haciendo clic en "Oro"