Nueve días con Santa María Magdalena

Únete a nosotros mientras oramos con María Magdalena, aprendemos de ella y caminamos junto a ella para acercarnos más a Jesús.

¡Comienza cuando quieras el retiro!

Inicia en cualquier momento estos 9 días de oración con Santa María Magdalena.


En esta novena, una reflexión de nueve días, estás invitado a caminar con María Magdalena.


Deja que comparta contigo los bienes y tesoros espirituales que descubrió en su viaje de convertirse en discípula misionera. Su viaje nos recuerda una verdad fundamental: fuimos creados por amor y para el amor. Llevamos esta vocación en vasijas de barro. El deseo inherente de amar implica libertad para hacerlo, pero necesita una brújula o guía.


María Magdalena probablemente probó las profundidades de la libertad, un tipo de libertad la llevó a una cierta muerte espiritual y el otro la llevó a una nueva vida. Un uso equivocado de la libertad la ató con "siete demonios". Quizás todos podamos relacionarnos de alguna manera, al reconocer los ídolos sutiles que apagan la vida de Dios en nuestro interior. Pero la buena noticia es que Jesús se mete en el desorden de nuestra vida. Tenemos a María Magdalena como testigo de esta buena noticia. Como hizo con María Magdalena, Jesús se acerca, nos toma de la mano y nos invita a una libertad cada vez más nueva y más profunda, una libertad vivida según nuestra dignidad, hecha a imagen de Dios.

¿Qué recibirás cada día de la novena?

Un pasaje del Evangelio, una reflexión que nos invite a vivir este pasaje junto a María Magdalena y una oración de petición final.

Programa de la novena

  • Introducción - Llamados a la amistad
  • Día 1 - Creado a imagen de Dios
  • Día 2 - El llamado al arrepentimiento
  • Día 3 - Llamado al reino de Dios
  • Día 4 - Siguiendo a Jesús 
  • Día 5 - Caminando con Jesús
  • Día 6 - Al pie de la cruz
  • Día 7 - La espera del sábado y la tumba vacía
  • Día 8 - Revelación del Señor resucitado
  • Día 9 - "He visto al Señor"
  • Conclusión

Oración de el retiro

Credo de los Apóstoles

Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo su único Hijo Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo. Nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre, todopoderoso. Desde allí va a venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia católica la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén

Ora desde ya con este retiro haciendo clic en "Oro"