Salmo 5

Alguna vez te has preguntado ¿quién tiene el honor de escuchar tus primeras palabras al despertar? En el caso de David, este privilegio siempre estuvo reservado para Dios: cuando comenzamos el día hablando con el creador de todas las cosas, ofreciéndole acción de gracias y bendiciendo su santo nombre, podemos estar seguros de que nos espera un buen día. De hecho, David se expresó al respecto diciendo: “Miren hacia él y quedarán resplandecientes, y sus rostros no se avergonzarán.” (Salmo 33:6)... Entonces, ¿qué tal si añadimos este salmo a nuestra oración de la mañana?

[community-card id=7839] 

Texto del salmo 5

“1 Del maestro de coro. Para flautas. Salmo de David.
2 Señor, escucha mis palabras,
atiende a mis gemidos;
3 oye mi clamor, mi Rey y mi Dios,
porque te estoy suplicando.
4 Señor, de madrugada ya escuchas mi voz:
por la mañana te expongo mi causa
y espero tu respuesta.
5 Tú no eres un Dios que ama la maldad;
ningún impío será tu huésped,
6 ni los orgullosos podrán resistir
delante de tu mirada.
Tú detestas a los que hacen el mal
7 y destruyes a los mentirosos.
¡Al hombre sanguinario y traicionero
lo abomina el Señor!
8 Pero yo, por tu inmensa bondad,
llego hasta tu Casa,
y me postro ante tu santo Templo
con profundo temor.
9 Guíame, Señor, por tu justicia,
porque tengo muchos enemigos:
ábreme un camino llano.
10 En su boca no hay sinceridad,
su corazón es perverso;
su garganta es un sepulcro abierto,
aunque adulan con la lengua.
11 Castígalos, Señor, como culpables,
que fracasen sus intrigas;
expúlsalos por sus muchos crímenes,
porque se han rebelado contra ti.
12 Así se alegrarán los que en ti se refugian
y siempre cantarán jubilosos;
tú proteges a los que aman tu Nombre,
y ellos se llenarán de gozo.
13 Porque tú, Señor, bendices al justo,
como un escudo lo cubre tu favor.”

Ora cada mañana con Hozana

Te proponemos empezar cada día en la presencia del Señor gracias a las comunidades de oración en línea de Hozana. Sin importar la cantidad de tiempo que tengas disponible, en Hozana encontrarás una propuesta espiritual que se adapte a tus necesidades y te ayude a conectarte con el Cielo. Por ejempo, puedes:

  • Recibir “el Evangelio del día” cada mañana, para meditarlo fácilmente dondequiera que estés, así podrás alimentar tu alma y recargar tus fuerzas día a día, solo tomando un momento.
  • Comenzar el día con “la reflexión del día” que llenará tu vida de una buena dosis de alegría. Al suscribirte, cada mañana recibirás un video corto sobre el Evangelio, en un lenguaje sencillo, de modo que puedas descubrir el amor de Dios en tu realidad.
  • Además, te invitamos a descubrir las comunidades de oración en línea en torno a la Biblia para que conozcas más del amor y la sabiduría que Dios Padre nos dejó en las Sagradas Escrituras.