"Pedid fuerza y se os dará esperanza"

"Pedid fuerza y se os dará esperanza"

La sexta y última aparición de la Virgen en Fátima fue un 13 de octubre como hoy. Octubre, mes del Rosario. 

Escribe San Juan Pablo II: " Yo mismo, después, no he dejado pasar ocasión de exhortar a rezar con frecuencia el Rosario. Esta oración ha tenido un puesto importante en mi vida espiritual desde mis años jóvenes. Me lo ha recordado mucho mi reciente viaje a Polonia, especialmente la visita al Santuario de Kalwaria. El Rosario me ha acompañado en los momentos de alegría y en los de tribulación. A él he confiado tantas preocupaciones y en él siempre he encontrado consuelo. Hace veinticuatro años, el 29 de octubre de 1978, dos semanas después de la elección a la Sede de Pedro, como abriendo mi alma, me expresé así: El Rosario es mi oración predilecta. ¡Plegaria maravillosa! Maravillosa en su sencillez y en su profundidad." (Rosarium Virginis Mariae (16 de octubre de 2002) - Vaticanohttp://www.vatican.va › apost_letters › documents › hf_...

Confiemos a la Virgen nuestras plegarias y recemos juntos un Rosario hoy, por todos los que sufren de cuerpo o espíritu, por la paz en el mundo, por la familia y los matrimonios, por los que no creen o no conocen a Jesucristo, por los sacerdotes y las almas consagradas; en reparación por las ofensas al Sagrado Corazón de Jesús. Por todos nosotros y por los que amamos, por los que no son amados por nadie. Por nuestros difuntos y por las almas del purgatorio.

Pedimos que por su intercesión, nos ayude en todas las cosas que tanto nos cuesta. Pedimos que nos dé fuerza porque sabemos que así recibiremos de Dios el don de la esperanza.

Contemplando a Cristo con los ojos de María en cada misterio del Santo Rosario, confiamos:

Señor mío, Jesucristo, Dios y hombre verdadero. Creador y Redentor nuestro, por ser tú quien eres y porque te amamos sobre todas las cosas, nos pesa de todo corazón haberte ofendido. Queremos y proponemos firmemente confesarnos a su tiempo. Ofrecemos nuestra vida, obras y trabajos en satisfacción de nuestros pecados. Y confiamos en tu bondad y misericordia infinita, que nos los perdonarás y nos darás la gracia para no volver a ofenderte. Amén

Hoy miércoles, contemplamos los misterios gloriosos:

Primer misterio, La gloriosa resurrección del Señor

Padre Nuestro

10 Ave María

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos

Segundo misterio, la admirable ascensión del Señor a los cielos

(Padre Nuestro, 10 Ave María, Gloria)

Tercer misterio, la venida del Espíritu Santo sobre los apóstoles

(Padre Nuestro, 10 Ave María, Gloria)

Cuarto misterio, la asunción de la Santísima Virgen a los cielos

(Padre Nuestro, 10 Ave María, Gloria)

Quinto misterio, la coronación de nuestra Señora, Madre de la Iglesia

(Padre Nuestro, 10 Ave María, Gloria)


Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra.Dios te salve. A ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora abogada nuestra. Vuelve a nosotros tu ojos misericordiosos y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María!


Señor, ten piedad de nosotros

Cristo ten piedad de nosotros

Señor, ten piedad de nosotros


Cristo, óyenos

Cristo, escúchanos

Dios Padre Celestial

    Ten piedad de nosotros

Dios Hijo redentor del mundo

   Ten piedad de nosotros

Dios Espíritu Santo

    Ten piedad de nosotros

Santísima Trinidad, que eres un solo Dios

    Ten piedad de nosotros

Santa Madre de Dios

    Ruega por nosotros

Santa Virgen de las vírgenes

   Ruega por nosotros...

Madre de Cristo

Madre de la Iglesia

Madre de la divina gracia

Madre purísima

Madre castísima

Madre virginal

Madre Inmaculada

Madre amable

Madre admirable

Madre del buen consejo

Madre del Creador

Madre del Salvador

Madre de la Legión y del Regnum Christi

Virgen prudentísima

Virgen digna de veneración

Virgen digna de alabanza

Virgen poderosa

Virgen clemente

Virgen fiel

Espejo de justicia

Trono de sabiduría

Causa de nuestra alegría

Vaso espiritual

Vaso digno de honor

Vaso insigne de devoción

Rosa mística

Torre de David

Torre de marfil

Casa de oro

Arca de la alianza

Puerta del cielo

Estrella de la mañana

Salud de los enfermos

Refugio de los pecadores

Consuelo de los afligidos

Auxilio de los cristianos

Reina de los ángeles

Reina de los patriarcas

Reina de los profetas

Reina de los apóstoles

Reina de los mártires

Reina de los confesores

Reina de las vírgenes

Reina de todos los santos

Reina concebida sin pecado original

reina elevada al cielo

Reina del santísimo rosario

Reina de la familia

Reina de la paz

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, 

    perdónanos Señor

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo

    escúchanos Señor

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo

    ten piedad de nosotros

Ruega por nosotros, santa Madre de Dios

    para que seamos digno de alcanzar la promesas de Cristo nuestro Señor

Oremos: Oh Dios, cuyo Hijo Unigénito nos alcanzó el premio de la salvación eterna con su vida, muerte y resurrección; te pedimos nos concedas que al venerar los misterios del rosario de la bienaventurada Virgen María, vivamos sus enseñanzas y alcancemos las promesas que en ellos se contienen. Por Cristo nuestro Señor. Amén



Je prends un instant pour méditer toutes ces choses dans mon cœur (cf Luc 2,19)

Que vos paroles soient toujours bienveillantes, qu’elles ne manquent pas de sel, vous saurez ainsi répondre à chacun comme il faut. Col 4 : 6

loader

¿Cuál es mi vocación? Las claves para discernir y orar