Sexto día: María, refugio de los pecadores

María, refugio de los pecadores

La Virgen de Fátima relató a los pastorcitos que muchas almas van al infierno porque no tienen quien se sacrifique y ruegue por ellos. Como los tres pastorcitos debemos perseverar rezando el Rosario todos los días con la fuerte intención de salvar almas del infierno. 

“Vayan y digan a los hombres que deben de enmendar sus vidas y arrepentirse por sus pecados, que ya no ofendan a Dios Nuestro Señor.” – Virgen María a los pastorcitos, 13 de octubre de 1917

Pidamos por la conversión de los pecadores, por los extraviados de corazón y por la paz del mundo.

Oración final

¡Oh, Santísima Virgen María, refugio de los pecadores! Ten compasión de los pobres pecadores y acepta nuestras oraciones, y acciones para obtener su conversión. Infunde en nuestras almas temor al pecado y gran respeto a la justicia divina; congréganos a todos tus devotos bajo tu protección y guíanos por el camino de la santidad.

¡Amén!

Tomo un minuto para meditar todas estas cosas en mi corazón (Lucas, 2:19)

15 comentarios

"Que sus conversaciones sean siempre agradables y oportunas, a fin de que sepan responder a cada uno como es debido". Colosenses 4:6

loader