Inquietos y preocupados, cuando solo basta una cosa - Hozana

Inquietos y preocupados, cuando solo basta una cosa

Inquietos y preocupados, cuando solo basta una cosa

En este mundo de tantas prisas, que bien nos sienta parar por un momento.

En este mundo de tanto ruido, que bien nos viene hacer silencio.

Porque en ese parón y en ese silencio, encontramos lo que realmente importa. Una sola cosa que puede cambiar el corazón. Más que una cosa, es un Dios. Un Dios que se hizo carne y que llena nuestra vida de lo más necesario: su presencia

Paro, hago silencio y escucho su voz. Dios me habla bajito y luego lo proclamo con la vida a los cuatro vientos

Tomo un minuto para meditar todas estas cosas en mi corazón (Lucas, 2:19)

Publicado en

Publicaciones precedentes

Pedir, buscar, encontrar

5 de octubre de 2019

La fe de los pequeños

6 de octubre de 2019

"Que sus conversaciones sean siempre agradables y oportunas, a fin de que sepan responder a cada uno como es debido". Colosenses 4:6

loader