EL SEÑOR ESTÁ CERCA, no se inquieten por nada - Hozana

EL SEÑOR ESTÁ CERCA, no se inquieten por nada

EL SEÑOR ESTÁ CERCA, no se inquieten por nada

DÍA 2


De la Epístola de San Pablo al pueblo de Filipos 

“…El Señor está cerca, no se inquieten por nada, en cualquier circunstancia recurran a la oración y a la súplica, junto a la acción de gracias, para presentar sus peticiones a Dios. Entonces, la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.” 

Filipenses 4, 5b; 6-7    

 

REFLEXIÓN

Cuando los discípulos iban en la barca, ante la tormenta surgió en ellos el miedo a la muerte. Cuando aparece Jesús, Pedro no desconfiaba que El tuviera el poder para hacerlo caminar hacia las aguas, pero al distraer sus sentidos hacia el ruido, el movimiento de las olas y la oscuridad le ganó el miedo y dejó de verle, fue entonces que se hundió. 

Así surgen en nosotros la inquietud, desasosiego, nerviosismo o miedo ante los problemas y nos podemos hundir; sin embargo, cuando conocemos la Palabra de Dios y sus promesas, somos guardados en Cristo Jesús, nuestro intercesor, quien enviará su Espíritu para que recordemos esas promesas. Esta es la manera que Jesús guarda nuestros corazones de la inquietud y, a nuestros pensamientos del miedo, la duda o la sensación de fracaso. Para que esto se cumpla necesitamos dos cosas: conocer su Palabra, y tener fe que esa Palabra tiene poder para transformar nuestras vidas a través del Espíritu Santificante.

Me cuestiono: ¿Cuando vienen las dificultades cómo reacciono? ¿Llamo al Señor y creo que está cerca de mí? ¿Miro las circunstancias o busco a Jesús que tiene el poder de ayudarme?, ¿Oro ante las adversidades?, ¿Cuando surge la angustia o miedo ante los problemas me aferro al llanto desconsolado o me humillo al Dios de todo consuelo?, 

ORACIÓN: 

Padre Dios, gracias por estar cerca de mí. Aparta de mi corazón y mi mente cualquier sentimiento o pensamiento negativo que me impide cumplir tu voluntad, realizarme y ser feliz. Dame tu paz. Dame luz para saber actuar ante la situación que vivo. En medio de cualquier circunstancia concédeme no ser egoísta y ver las necesidades de otros. Te lo pido en el Nombre de Jesús, Amén.

Tomo un minuto para meditar todas estas cosas en mi corazón (Lucas, 2:19)

Publicado en

Publicación precedente

ALEGRÍA, ORACIÓN

18 de junio de 2019

Comentarios

"Que sus conversaciones sean siempre agradables y oportunas, a fin de que sepan responder a cada uno como es debido". Colosenses 4:6

loader