Los Misterios Gloriosos: La Coronación de María a los Cielos

Los Misterios Gloriosos: La Coronación de María a los Cielos

María es coronada y se convierte en Reina de los Cielos. Este quinto misterio nos invita al fruto del amor, la devoción y la confianza en María. Oremos con San Juan Pablol II, a ¡Maria, Reina de la Paz! 

(...)



¡Reina de la paz, ruega por nosotros!

Nuestra mirada se dirige hacia ti con gran ansiedad,

recurrimos a ti con una confianza insistente

en estos tiempos marcados por grandes 

incertidumbres y temores

por el presente y futuro destino de nuestro planeta. 

A Ti, primicia de la humanidad salvada por Cristo,

finalmente liberada de la esclavitud del mal y del pecado,

elevamos todos juntos una súplica sincera y confiada: 

escucha el grito de dolor de las víctimas de guerras , 

y de tantas formas de violencia,

que ensangrentan la Tierra.

Disipa las tinieblas de la tristeza y de la soledad,

del odio y de la venganza.

¡Abre el espíritu y el corazón de todos para confianza y perdonar!





¡Reina de la paz, ruega por nosotros!

Madre de Misericordia y Esperanza,

obtén para la humanidad del tercer milenio 

el don precioso de la Paz:

Paz en los corazones y en las familias,

Paz sobretodo para las naciones donde se sigue combatiendo y muriendo;

haz que todo ser humano, de cualquier raza y cultura.

encuentre y acoja a Jesús,

venido a la Tierra en el misterio de la Navidad,

para darnos "su" Paz. 

¡Maria, Reina de la Paz, danos a Cristo, verdadera Paz del Mundo!


San Juan Pablo II – Oración del lunes 8 diciembre 2003 – Fiesta de la Inmaculada Concepción.

 

Oración por las familias de las víctimas

Señor, te encomendamos a las familias de las personas

que han sido maltratadas por representantes de la Iglesia.

Ven a consolarlos y recuérdales que es por cada uno de ellos que te entregaste en la cruz;

tú, víctima inocente que sufriste por nuestros pecados, proporcionales las palabras y

los gestos apropriados para acompañar a los que han sido heridos en su entorno,

permite que se crucen con otras personas que les permitan conocer la belleza de tu Iglesia y,

finalmente, ayúdalos a perdonar a los que abusaron de sus seres queridos.

Con María y San Miguel te lo pedimos en el nombre de Jesús.

¡Amén! 

Oremos 

Un Padre Nuestro, 10 Ave María, y las oraciones a María y San Miguel haciendo clic en el botón de abajo "Oro"

Tomo un minuto para meditar todas estas cosas en mi corazón (Lucas, 2:19)

4 comentarios

"Que sus conversaciones sean siempre agradables y oportunas, a fin de que sepan responder a cada uno como es debido". Colosenses 4:6

loader

Llamado del Papa Francisco: este mes oremos el Santo Rosario