Día 8: déjate purificar

Día 8: déjate purificar

¡Déjate purificar!



¡Crea en mí, Dios mío, un corazón puro,y renueva la firmeza de mi espíritu!

 


 

Leamos juntos el Salmo del día:

 Salmo 37: 3-6, 30-31

Confía en el Señor y practica el bien; habita en la tierra y vive tranquilo:
que el Señor sea tu único deleite, y él colmará los deseos de tu corazón.
Encomienda tu suerte al Señor, confía en él, y él hará su obra;
hará brillar tu justicia como el sol y tu derecho, como la luz del mediodía. [...]
La boca del justo expresa sabiduría y su lengua dice lo que es recto:
la ley de Dios está en su corazón y sus pasos no vacilan.


Meditación del Salmo 37:

Este Salmo nos invita a tener una actitud correcta para obtener frutos y vencer exitosamente en el final.

La vida de los creyentes es a menudo dificultoso y lleno de obstáculos. Es normal que sus experiencias provoquen conflictos internos y crisis espirituales, al seguir adelante como Dios lo desea, a pesar de todas las dificultades.

Pidamos al Señor, guardián de nuestras almas, que nos purifique de todo lo que puede hacer obstáculo a nuestra libertad y al don sin reserva de nosotros mismos a Él y a nuestros hermanos.


 

 

 Leamos juntos la Reflexión de la vida de Santa Clara de Asís

Santa Clara nos exhorta a hacer memoria y nos anima en este camino :

En la Regla, Clara indica claramente su camino, diseñando la vía de pureza del corazón y poniendo, siempre que puede, una valla para custodia del espíritu de oración.

[...] es necesario purificar el corazón del pecado con la penitencia.
Regla de Clara, 3

La misma cultura tiene valor para Santa Clara sólo en la medida en que está subordinada a la búsqueda de la pureza de corazón, al desplegarse libre y pobre del alma a la operación del Espíritu qye encarna a Cristo en el corazón."
Chiara Augusta Lainati

Al comienzo de su vida religiosa, Santa Clara tuvo en San Francisco de Asís más que a un maestro, a un amigo fraterno. A partir del ejemplo de Santa Clara y San Francisco, el 15 de septiembre del 2010, en el Vaticano, Benedicto XVI reflexionó entonces sobre la amistad, clasificándola como uno de los "instrumentos humanos más nobles y elevados", que "purifica y transfigura"



Y ahora reflexionemos en esta pista de meditación:

A Santa Clara se la representa siempre vestida con hábito franciscano de color ceniza o marrón, al que se añade frecuentemente también un manto del mismo color, ceñida con el cordón, la cabeza cubierta con un velo blanco sobre el que va otro de color negro, y los pies descalzos o con sandalias. Generalmente, esta la imagen del lirio, símbolo de pureza y virginidad, así como llevando en la mano una custodia o un copón.


 

Recemos la oración del día

¡Espíritu de santidad, ven a purificar mi corazón de lo que lo ensucia, de lo que lo divide, de lo que lo desgarra! ¡Endereza lo que está torcido! Haz firme mi voluntad en el Bien y concédeme perseverar alegremente en el camino siguiendo a Cristo.
Desciende con todos tus dones, ilumina particularmente a todos los jóvenes que intentan
descubrir su vocación en la Iglesia. ¡Haz firmes a los que dudan, fortifica a los que vacilan, abrasa con tu Fuego a todos aquellos que llamas al don total, para Gloria del Padre, para su Alegría y para la Vida del mundo!
¡Amén!



Hoy te sugerimos:

En la Biblia, lo contrario de la pureza no es la impureza. sino la hipocresía. ¡El corazón puro esta unificado!

Medito y reflexiono que aspectos de mi cotidanidad obstaculizan o amenazan en entorpecer mi camino hacia la Felicidad.

¿Dónde estan las brechas entre lo que entre lo que pienso, lo que digo, y lo que hago?

¿Cómo es que no soy consistente con mis principios? ¿Dónde están mis contradicciones? ¿Ardo en deseo de cumplir el designio de amor del Padre, de seguir a Jesús, de ser dócil al Espíritu Santo? ¿O dependo de la mirada y de la opinión de los demás? 

¿Qué es lo que obstaculiza mi libertad? ¿En qué aspectos necesito unificar mi vida?

¿Y si yo aprovechará este Camino de VIDA con Santa Clara para vivir el sacramento de la reconciliación?




 ¡Pidamos a Santa Clara, que nos ayude a sentir en nuestro interior la misma llama que encendió su corazón!

 

 

Santa Clara se sobrepuso a los obstáculos y al miedo para darle una respuesta concreta al llamado que el Señor había puesto en su corazón.

 


¡Aprendamos de Santa Clara a no dejar que ningún obstáculo nos impida depositar toda nuestra fuerza y entereza confiadamente en Jesús!



 

 

Tomo un minuto para meditar todas estas cosas en mi corazón (Lucas, 2:19)

3 comentarios

"Que sus conversaciones sean siempre agradables y oportunas, a fin de que sepan responder a cada uno como es debido". Colosenses 4:6

loader

¡Con Santa Clara avanzo en mi camino de VIDA!