¡Oremos para que nuestros padres sean castos! - Hozana

¡Oremos para que nuestros padres sean castos!

¡Oremos para que nuestros padres sean castos!

No siempre es fácil mantenerse firmes en el mundo de hoy donde las tentaciones son numerosas, en particular en los medios de comunicación, en las redes sociales y en internet en general. Sin embargo, nuestro cuerpo es el Templo del Espíritu, dice el apóstol San Pablo. Debemos respetarlo, por nosotros, por nuestro prójimo, por Dios mismo. La oración nos ayudará de manera infalible a no ceder ante los repetidos asaltos del Maligno.
Hoy, cuando una pareja no recibe la gracia para concebir hijos, cuando nuevas familias se forman con hijos ya presentes, los padres puedes percibir como un reto el acoger a esos hijos que no son suyos. Que nuestra oración les ayude a amarlos como San José a Jesús, guardando una confianza infinita en Dios. Que vean en ello el privilegio de la tarea que les es encomendada, que participen en la construcción del Reino difundiendo amor en esos nuevos hogares.

Lectio Divina [Lectura Orante]

Mateo 1: 22-25

"Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por el Profeta: "La Virgen concebirá y dará a luz un hijo a quien pondrán el nombre de "Emanuel", que traducido significa: «Dios con nosotros». Al despertar, José hizo lo que el Ángel del Señor le había ordenado: llevó a María a su casa, y sin que hubieran hecho vida en común, ella dio a luz un hijo, y él le puso el nombre de Jesús."

Oración por la castidad de los (futuros) padres

San José, tú contestaste con gozo a la invitación del ángel acogiendo en tu casa a María, tu esposa, respetando la obra de Dios en ella. Tu amor hacia ella nunca careció ni de atención, ni de delicadeza.

Hoy te consagro mi vocación para amar, mi vida afectiva y mi sexualidad.
Sé que la pureza de los ojos y del corazón es a la vez una lucha y un don de Dios, una gracia.
¡Permíteme que viva y practique la castidad según mi estado, como una escuela de entrega de mí mismo, para ser testigo de la Fidelidad y del Amor de Dios!
Hoy te encomiendo especialmente a los novios que se preparan para el matrimonio y a todos los jóvenes en su aprendizaje del Amor Hermoso, cuya madre es María.

Acción concreta: ¿Conoces a una figura paternal (o tú mismo como tal) que haya sido tentado para hacer caso omiso y menoscabar la castidad debida en su cuerpo de esposo y de padre? ¿Qué has sentido al ver o al escuchar a ese padre? ¿Cómo hubieras podido ayudarlo?

Tomo un minuto para meditar todas estas cosas en mi corazón (Lucas, 2:19)

Comentarios

"Que sus conversaciones sean siempre agradables y oportunas, a fin de que sepan responder a cada uno como es debido". Colosenses 4:6