Poderosa oración de protección

Cuando nos sentimos débiles, atacados o indefensos, podemos dirigir oraciones de protección al Señor. También podemos pedir ayuda a los protectores celestiales, los cuales sabrán luchar por nosotros, y con nosotros. Nunca estamos solos en esta lucha contra el mal. Al rezar las oraciones milagrosas, siempre estaremos respaldados por los arcángeles o por los santos.

Oración de protección contra las fuerzas del mal

Señor, Dios Eterno todopoderoso, Dios nuestro misericordioso y omnipotente, Padre, Hijo y Espíritu Santo, oh Dios, principio y fin de todas las cosas, soberano de los siglos que solo tú eres grande, por la intercesión y con la ayuda de los arcángeles san Miguel, san Rafael y san Gabriel, nosotros, tus hijos, humildemente te rogamos que nos libres eficazmente de todo mal y adversidad, de todo enemigo y mala persona; revístenos con tu armadura, envíanos tu luz llénanos de bendiciones y danos tu protección para poder gozar siempre de tu paz.

Yo (tu nombre) pido tu auxilio y socorro, cúbreme con tus brazos altísimos y poderosos, purifica mi mente, corazón, cuerpo, alma y espíritu, y no permitas que nada perjudicial penetre en mí.

Señor Dios Uno y Trino, junto con María reinen sobre mí y los míos, hoy y por toda la eternidad y no permitas que nada ni nadie pueda causarme mal.

Señor a ti clamo, creo en Ti, en tu poder y en tu gloria, creo en tu palabra, que es la única que puede alumbrarme; pido perdón por todos mis pecados y faltas, y en el nombre de Jesús y por el poder de su Sangre, te ruego seas magnánimo conmigo, te pido disipes todo lo que me atormenta y lastima, aleja de mi vida y hogar todas las sombras tenebrosas, sálvame de todo mal que venga contra mi  y rompe en pedazos las cadenas que me aprisionan, para que pueda cumplir tu santa voluntad sin impedimentos físicos ni espirituales. Amén.”

Oración poderosa a Santa Rita

¡Oh gloriosa Santa Rita de Casia! Con el alma llena de confianza por los continuos favores que alcanzas del cielo, en bien de tus fieles devotos, vengo hoy a tu presencia, a rogarte que intercedas con tu Amado Esposo y Redentor del mundo, a fin de que oiga benigno lo que solicito de su gran poder e infinita misericordia. 

A ti, que recibiste en el transcurso de tu larga y santa vida, tantas y tan repetidas muestras de ser un alma privilegiada de su Amor, te atenderá bondadoso, si le ruegas por mí con ese ardiente fervor que siempre te animaba cuando te postrabas a orar a los pies del santo Crucifijo. [Aquí se dice lo que se ha de pedir]  

Por tus grandes méritos de pronta obediencia al dictamen de tus queridos padres: de abnegada resignación antes las asperezas de tu esposo; de caritativa y heroica inmolación de tus pequeños y amados hijos; de aguda pena al ver las dificultades que tuviste para ingresar en la morada de tus anhelos, el claustro religioso; por los intensos dolores causados por la espina en tu frente; pide, santa Gloriosa, me otorgue lo que por tu mediación con ansia vivísima desea mi alma. 

Si Él quiere puede concedérmelo, pues su mano divina es omnipotente en el cielo y en la tierra. Si fuera para mayor gloria del Altísimo y bien de mi alma, que vea presto escuchada y atendida la petición, cuyo buen resultado, a ruego tuyo, confío obtener del poder y bondad de su paternal corazón. Así sea. Santa Rita de Casia, abogada de los imposibles, ruega por tu devoto. Amén.

Encuentra otras oraciones de protección a Santa Rita y la oración a Santa Rita por causas desesperadas.

¡Descubre la poderosa protección de los santos de Dios con Hozana!

Los santos interceden por nosotros ante nuestro Padre, el cual responde a sus oraciones, gracias a sus méritos y virtudes. Estos hermanos y hermanas celestiales vivieron las pruebas de la vida terrenal, y encontraron allí el camino hacia Dios. Entrégate a estos guías y protectores, que solo están esperando que les reces, para tomarte de la mano. Únete a estas comunidades a los santos, para que puedas acercarte a ellos y pedir sus gracias en tu vida. Reza a:

  • Santa Rita con esta novena a la santa de los casos imposibles,

  • Santa Teresa del Niño Jesús con esta comunidad que te permite transformar tu cotidiano en uno extraordinario.

  • San Antonio de Padua con esta novena, para que él interceda por tí y te ayude a encontrar las cosas materiales  y espirituales que has perdido.