Sanctus

El sanctus es parte de la oración eucarística que se recita en cada misa. Encontramos sus primeras frases en la oración del Te Deum. Esta oración, así como el Gloria y el Agnus Dei, es parte de esas oraciones que se rezaban originalmente en latín. De hecho, se trata de una aclamación para alabar al Señor, la cual está inspirada en las Sagradas Escrituras: un poco en el libro de Isaías, otro poco, en el libro del Apocalipsis y en la aclamación de los ramos del Evangelio de San Mateo.

Aclamación del Sanctus en latín

« Sanctus, Sanctus, Sanctus

Dominus Deus Sabaoth

Pleni sunt coeli et terra

Gloria tua

Hosanna in excelsis

Benedictus qui venit in nomine Domini

Hosanna in excelsis »

Versión del Sanctus en español

Santo, Santo, Santo,

Señor Dios de los ejércitos.

El cielo y la tierra están llenos de tu gloria.

¡Hosanna! en las alturas.

Bendito el que viene en nombre del Señor.

¡Hosanna! en las alturas.

Alaba al Señor con Hozana

¡Santo, santo, santo el Señor! Alaba a Dios y sus maravillas con comunidades de oración para celebrar al Señor.

  • Únete a esta comunidad en honor a Santa Cecilia, patrona de la música, y recibe una serie de oraciones para pedir su intercesión, así como textos de su vida y de la música sacra.

  • Haz parte de esta comunidad y aprende a desarrollar una actitud de ofrenda y adoración. Recibe, dos veces por mes, oraciones y reflexiones sobre la adoración eucarística, para que te conviertas en un adorador en espíritu y en verdad.

  • Por último, órale a Dios y alaba su nombre mientras lo haces; para esto, puedes hacer parte de esta comunidad y recibir cada día una lección, para que hagas de la oración, un estilo de vida.