Oración para dar gracias a Dios

A menudo, oramos para pedirle al Señor que nos ayude, ¿pero tomamos realmente el tiempo para darle las gracias? La acción de gracias nos permite mostrar nuestro agradecimiento y gratitud hacia Dios, por su amor y bendiciones en nuestras vidas. Además, la acción de gracias es un elemento esencial de la vida espiritual. Por eso, te invitamos a agradecer al Señor por sus gracias, por el don de la vida y los sacramentos que nos permiten acercarnos cada vez más a Él, mediante la siguiente oración de Santa Faustina. 


Oraciones de agradecimiento de Santa Faustina.

“Oh Jesús, Dios eterno, te doy gracias por tus innumerables gracias y bendiciones. Que cada latido de mi corazón sea un himno nuevo de agradecimiento a ti, oh Dios. Que cada gota de mi sangre circule para ti, Señor. Mi alma es todo un himno de adoración a tu misericordia. Te amo, Dios, por ti mismo.”

(Diario, 1974)

“Oh alma mía, adora al Señor por todo y glorifica su misericordia, porque su bondad no tiene límites.

Todo pasará, pero su misericordia no tiene límites ni fin; si bien la maldad llegue a llenar su medida, en la misericordia no hay medida.

Oh Creador mío y Padre de gran Misericordia, confío en ti, porque eres la bondad misma. Oh almas, no tengan miedo de Dios, sino que tengan confianza en Él, porque es bueno y su misericordia dura por los siglos." 

(Diario de Santa Faustina, 1794).

“Oh Señor, Amor mío, te doy gracias por el día de hoy, por haberme permitido recoger el tesoro de tus gracias del manantial de tu misericordia insondable. Oh Jesús, no solamente en el día de hoy, sino en cada momento saco de tu insondable misericordia todo lo que el alma y el cuerpo puedan desear” 

(Diario de Santa Faustina, 1178)

Otras oraciones de agradecimiento

También podemos tomar un tiempo para agradecer al Señor cada noche antes de ir a la cama, darle gracias por todos los momentos vividos y compartidos, por las personas que encontramos en el transcurso de nuestro día. Muchas de las oraciones de la noche, son también oraciones de agradecimiento a Dios, o a nuestros ángeles guardianes.

En nuestras oraciones, a veces también nos dirigimos a la Virgen María o a los santos (Santa Rita, San José, San Antonio de Padua, San Expedito...) a quienes pedimos que intercedan por nosotros. ¡Tomemos tiempo para agradecerles por las gracias que nos alcanzan!

¡Alabemos y agradezcamos al Señor por todas sus bendiciones con Hozana!

¡Estén siempre alegres, y vean cómo el Señor responde a las oraciones de los que se rinden a Él! 

A través de reflexiones, oraciones y risas, mostremos nuestra actitud de gozo y gratitud a nuestro Padre Celestial: