Oración de la mañana en familia

Las oraciones familiares de la mañana nos permiten poner a Dios en el primer lugar, abren la puerta de nuestro corazón y de nuestra alma a Jesús y lo invitan a que nos acompañe durante todo el día. He aquí una hermosa oración matutina escrita en un lenguaje simple, actual y acompañada de pistas para ayudar tanto a pequeños como a mayores a vivir la oración en su cuerpo y llevarla a su corazón.

Oración gestual matutina para recitar en familia

Adaptación de la oración de Pierre Lacroix:

“Señor Jesucristo, esta mañana te abro la puerta (abren sus manos delante del corazón), de todo mi ser durante las próximas 24 horas. Entra en todo lo que soy: mi cuerpo, mi alma, mi corazón, mis sentidos, mi memoria, mi inteligencia, mis alegrías y mis penas. Señor Jesús, doy la bienvenida a tu Presencia real y milagrosa en todo lo que soy (abren las manos con las palmas hacia arriba), incluyendo mis heridas y mis debilidades. Yo te recibo también en todas mis preocupaciones y problemas de este día. Señor, confieso que Tú tienes un amor infinito (dibujan un gran círculo con los brazos extendidos), por mí y que soy tu hijo querido a pesar de todos mis defectos. Al comenzar este día, acepto todo tu amor incondicional por mí. Te doy total libertad para amarme divinamente. Pase lo que pase en las próximas 24 horas, te lo agradezco de antemano. Como dice San Pablo, proclamo que: "...ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. (Gálatas 2:20), (presionar la mano derecha tres veces sobre el corazón, sobre "Jesús"). Señor Jesús, ahora estás en mí las próximas 24 horas. Tu vives todo lo que yo vivo. Estamos realmente juntos y estoy alegre por acogerte en mi ser ."

Consejos para la oración familiar matutina

Orar en familia es indispensable para dar testimonio a nuestros hijos de nuestra voluntad de poner a Dios en el primer lugar de nuestra vida. Si bien los niños tendrán siempre la libertad de rechazar a Cristo, los momentos de oración en familia siguen siendo momentos privilegiados para que un encuentro íntimo tenga lugar. Además, aprender desde muy pequeños a ser fieles a su oración diaria es un buen entrenamiento para continuar siendo fieles cuando sean adultos.

Algunos consejos para las oraciones matutinas en familia:

  • Disponer un rincón de oración agradable que propicie la reflexión
  • Establecer una hora fija para que comience la oración y un tiempo de oración que permita a los más pequeños mantenerse concentrados hasta el final
  • Elegir un contenido adecuado, corto y enriquecedor. Diferentes tipos de contenido pueden alimentar la oración: un pasaje de la Biblia, una meditación, una oración leída o recitada de memoria, etc.
  • Orar con el cuerpo: a veces ponerse de rodillas, tomarse de las manos, hacer gestos, etc.
  • Expresarse espontáneamente para agradecer, pedir perdón o confiar una intención.

¡Hozana te ayuda a rezar por la mañana con tu familia!

Hozana ayuda a todas y cada una de las familias a descubrir la alegría de la oración, a crecer espiritualmente y ser fieles a su tiempo de encuentro diario con Jesús. En Hozana se pueden descubrir cientos de propuestas espirituales católicas y cristianas de inmensa riqueza, y elegir entre ellas especialmente las diseñadas para la oración familiar, sin importar la edad de los niños.