Novena a la Virgen de la Medalla Milagrosa

Únete a la novena a la Virgen de la Medalla Milagrosa con Santa Catalina Labouré y recibe cada día una oración diferente, propuesta por la Capilla de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa.

¡Comienza cuando quieras la novena!

👉Concretamente, cada día recibirás:

  • La oración del día, propuesta por la Capilla de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, con Santa Catalina Labouré.
  • La oración para pedir una gracia personal, propuesta por la Capilla de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa.

📝Programa de Novena

  • Día 1: invitación al encuentro
  • Día 2: un mundo más fraterno para todos
  • Día 3: la Medalla de María Inmaculada
  • Día 4: una señal para acoger
  • Día 5: la batalla del amor
  • Día 6: el amor es el secreto de la vida
  • Día 7: aprendiendo a amar
  • Día 8: María, Madre de la Iglesia
  • Día 9: la medalla, un trampolín hacia la misión

👉Conoce un poco más acerca de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa

En la noche del 18 de julio de 1830, Sor Catalina de la Caridad se despertó y escuchó a un niño pequeño decirle: "La Santísima Virgen te espera". Ella lo siguió y descubrió a la madre del Señor en la capilla. 

Catalina Labouré era la humilde sierva que María había elegido para entregarle su maravillosa invitación: ¡La Virgen, llena de gracias, está dispuesta a repartirlas a todos los que se las pidan!

Tras las apariciones de la Virgen, Catalina Labouré trasmitió la medalla milagrosa al mundo. Esta medalla ilustra la fuerza de la Madre de Jesús y el amor que nos tiene.

De la misma manera en que llevamos una medalla cerca de nuestro corazón, dejémonos llevar por María cerca de su corazón, pues ella sabrá llevarnos a su hijo Jesús.


133608-novena-a-la-virgen-de-la-medalla-milagrosa


💡Importante:

✔️El 27 de noviembre es la fiesta de la Virgen de la Medalla Milagrosa, pero tú puedes pedir su intercesión en todo momento y orarle cuando lo desees.

Oración de la novena

Oración de la novena

“Virgen Inmaculada de la Medalla Milagrosa que te manifestaste a santa Catalina Labouré, como mediadora de todas las gracias, atiende a mi plegaria. En tus manos maternales dejo todos mis intereses espirituales y temporales, y te confío en particular la gracia que me atrevo a implorar de tu bondad, para que la encomiendes a tu divino hijo y le ruegues concedérmela, si es conforme a su voluntad y ha de ser para bien de mi alma. (expresar la gracia que se desea) Eleva tus manos al Señor y vuélvelas luego hacia mí virgen poderosa. Envuélveme en los rayos de tus gracias, para que a la luz y al calor de esos rayos, me vaya desapegando de las cosas terrenas y pueda marchar con gozo en tu seguimiento, hasta el día en que me acojas en las puertas del cielo. Amén.”

Ora desde ya con esta novena haciendo clic en "Oro"