Confiemos nuestra vida al Señor con Madre Teresa

Durante nueve días y a la imagen de Santa Teresa de Calcula, pidamos a Dios la gracia de vivir en lo ordinario, una vida extraordinaria. ¡Siempre bajo la mirada del Señor!

¡Comienza cuando quieras la novena!

¡Confíate al Señor a través de la Madre Teresa de Calcuta y vive una vida de humidad extraordinaria!


Concretamente, ¿Qué vamos a hacer durante esta novena?

Cada día, nuestra oración se enfocará en un aspecto particular de la espiritualidad de Madre Teresa y será acompañada:

  • 💭De un pasaje del Evangelio a meditar,
  • 🔖De un consejo particular que Jesús nos ofrece para vivir bajo la mirada de su Padre,
  • 🙏De una oración de súplica de Madre Teresa dirigida a Dios,
  • 👉De un Padre Nuestro y de un Ave María,
  • 📝De una acción concreta para anclarse en la fe


Programa de la novena:

Día 1: hacer las cosas ordinarias con un amor extraordinario 

Día 2: acoger sus responsabilidades con alegría 

Día 3: entregarse a los más pobres 

Día 4: aprender a orar 

Día 5: hacer silencio para responder a la llamada de Dios

Día 6: confiar en Dios

Día 7: buscar la luz y la esperanza en medio de la noche 

Día 8: desear la santidad 

Día 9: dar todo a Jesús


Conozcamos un poco más a la Madre Teresa de Calcuta:

Canonizada el 4 de septiembre 2016, Madre Teresa es una figura misionera del siglo XXI. Ella deja una profunda herencia espiritual, marcada por la alegría, la confianza y la esperanza, a pesar de la prueba de "la noche de la fe" que ella vivirá durante cincuenta años. 

Respondiendo a la llamada de Jesús al lado de los más pobres, ella fue la mensajera del amor de Dios a lo largo de toda su vida. Por su deseo de pertenecer a Cristo y de calmar su sed de amor, ella es una imagen fuerte de la misericordia del Padre para nuestra época.


💡Bono: ¡ Trata de ir a confesarte y de vivir la Eucaristía durante esta novena !

Oración de la novena

Oración "de rodillas ante ti" de la Madre Teresa

" Dios mío, gran sanador, estoy de rodillas ante ti, porque tu perfecto don debe venir de ti. Te lo ruego, dale a mis manos la habilidad, a mi razón la perspicacia, y a mi corazón, la dulzura y la compasión. Concédeme una ambición constante, la fuerza para soportar una parte de la carga de los hombres que sufren, y una justa comprensión del honor que me ofreces. Quita de mi corazón toda perfidia y deseo carnal para que puede confiar en ti con la fe sencilla de los niños. Amén"

Ora desde ya con esta novena haciendo clic en "Oro"