Facebook PixelMisterios dolorosos: la oración de Jesús en el Huerto - Hozana
CLAR

CLAR en ¡Oración del Rosario!

Publicación #1Publicada inicialmente el 7 de octubre de 2020

Misterios dolorosos: la oración de Jesús en el Huerto

Misterios dolorosos: la oración de Jesús en el Huerto

Oremos juntos el Santo Rosario 

  1. Haga la “Señal de la Cruz” y rece el “Credo de los Apóstoles”.
  2. Rece el “Padrenuestro”.
  3. Rece tres “Avemarías”.
  4. Rece el “Gloria”.
  5. Anuncie el misterio, luego rece el “Padrenuestro”.
  6. Rece diez “Avemarías” mientras medita sobre el misterio.
  7. Rece un “Gloria”.
  8. Rece la “Salve”.

La Oración de Jesús en el Huerto 

En la oración del huerto, Jesús se enfrenta a las consecuencias de las decisiones que él mismo tomó en su vida. Su prioridad fue el ser humano. Lo puso por encima de cualquier ley social y religiosa. No se arrepiente ni siquiera ante su Pasión. 

El Papa Francisco nos invita a:

En la carta encíclica Laudato Si', el Papa Francisco nos invita a asumir la misma actitud de Jesús para dirigir nuestras energías a salvaguardar la naturaleza, y más aún, la dignidad de las personas. Dice el Papa Francisco: Dado que todo está íntimamente relacionado, y que los problemas actuales requieren una mirada que tenga en cuenta todos los factores de la crisis mundial, propongo que nos detengamos ahora a pensar en los distintos aspectos de una ecología integral, que incorpore claramente las dimensiones humanas y sociales (137). 

Cuando se habla de «medio ambiente», se indica particularmente una relación, la que existe entre la naturaleza y la sociedad que la habita. Esto nos impide entender la naturaleza como algo separado de nosotros o como un mero marco de nuestra vida. Estamos incluidos en ella, somos parte de ella y estamos interpenetrados. No hay dos crisis separadas, una ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socio-ambiental. Las líneas para la solución requieren una aproximación integral para combatir la pobreza, para devolver la dignidad a los excluidos y simultáneamente para cuidar la naturaleza (139). 

Se vuelve actual la necesidad imperiosa del humanismo, que de por sí convoca a los distintos saberes, también al económico, hacia una mirada más integral e integradora. Hoy el análisis de los problemas ambientales es inseparable del análisis de los contextos humanos, familiares, laborales, urbanos, y de la relación de cada persona consigo misma, que genera un determinado modo de relacionarse con los demás y con el ambiente (141).

Tomo un minuto para meditar todas estas cosas en mi corazón (Lucas, 2:19)

1 comentario

"Que sus conversaciones sean siempre agradables y oportunas, a fin de que sepan responder a cada uno como es debido". Colosenses 4:6

loader