Facebook PixelDía 2 : “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida” - Hozana
Carlota

Carlota en ¡Llega Navidad! Prepárate para el Adviento con este retiro

Publicación #2Publicada inicialmente el 2 de diciembre de 2019

Día 2 : “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”

Día 2 : “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”

Una magnífica montaña se eleva en el camino hacia el pesebre. La cima toca el Cielo. La estrella nos espera en el otro lado: escalarla es la única solución para continuar avanzando. A primera vista, no hay ni camino ni huellas que muestran el pasaje. Descorazonado(a), me entran ganas de dar media vuelta, abandonar la búsqueda de la estrella que parece conducir a ninguna parte. ¡Es un callejón sin salida! Pero un rayo de luz revela huellas de pasos en la nieve. ¡Alguien ha pasado antes que yo!

 

¡Ese hombre que me ha abierto el camino, es Jesús! ¡El ha pasado delante para que yo lo siga: él es el Camino. Sus huellas están grabadas en la nieve, nada las cambia, ellas no mienten: él es la Verdad. Cuando tropiezo o me caigo, me tiende la mano: él es la Vida !

Buscar la Verdad es seguir a Cristo y únicamente a Él. No es un bello ideal, lejano y nebuloso, es un desafío diario que pasa por una relación de amistad con Él. La neblina esconde el camino, nuestro cansancio nos hace dar pasos en falso y el camino parece difícil. Pero el Señor tiene un plan: él nos propone una cuerda que él guía. ¡Es una oferta que no puede ser rechazada, completamente gratuita! Hay que reconocer simplemente que él es mejor alpinista que nosotros… ¡es EL guía! El Señor sólo nos pide dejarlo ir delante de nosotros.

 

¡Atención, para seguir un alpinista de ese nivel, hay que esforzarse! Pero cuando más cerca estamos de Él, es mucho más fácil de seguir sus pasos:

“El que permanece en mí y yo en él, ése dará mucho fruto, pero sin mí no pueden hacer nada” (Juan 15,5)

 

Cuanto más unidos estemos à Él, lo conocemos mejor y podemos seguir su ejemplo.

Santa Teresita del Niño Jesús lo ha comprendido bien: “Como Jesús ha subido al cielo, yo sólo puedo seguir las huellas que ha dejado, pero cómo ellas son luminosas, cómo ellas son perfumadas: sólo tengo que fijar mis ojos en el Evangelio para respirar el perfume de la vida de Jesús y saber por dónde ir...”

 

La clave de la unión con Cristo, es la oración fiel y constante.

¿Qué es exactamente la oración? Santa Teresita nos responde:

“Para mí, la oración es un impulso que nace del corazón, una mirada hacia el cielo, un grito de reconocimiento y de amor en medio de la prueba y de la alegría; finalmente, es algo grande y sobrenatural que me dilata el corazón y que me une a Jesús”

¡Es a la vez algo magnífico y exigente : distracciones, fatiga, estrés, horarios sobrecargados, incluso los más fervientes pueden perder el hilo!

Hoy te proponemos un método para orar y perseverar, la de Laurent Landete, moderador de la comunidad del Emmanuel, descrita en su libro “¿Comment prier chaque jour?”. Es un vals de 4 tiempos, cada tiempo de 4 minutos.

  1. Hacer silencio : encontrar un lugar donde aislarse del ruido y ponerse en presencia de Dios.
  2. Escuchar la Palabra de Dios : la de la liturgia o la que me es ofrecida cuando abro la Biblia; la repito y la dejo actuar. ¿Qué es lo que va a decirme hoy el Espíritu Santo? “Hay que meditar la Palabra de tal manera que los rasgos del Verbo hecho carne aparezcan en nuestros rostros” (Juan Pablo II, homilía del 2 de febrero 2001). Después, intentar ponerla en práctica. Esta noche o mañana por la mañana, podrás recordar la palabra recibida hoy y preguntarte cómo la has puesto en práctica.
  3. Dedicar a Dios un momento gratuito, simplemente para adorarlo.
  4. Pedir ayuda al Señor, para mí y todos aquellos que necesitan mi oración.

 

¡Sólo necesitas un 15 minutos de los 1.440 que tienes al día! Lo más importante, es de no faltar a la cita con el Señor  :)

Tomo un minuto para meditar todas estas cosas en mi corazón (Lucas, 2:19)

Publicado en

Publicación precedente

Buscar con Confianza

Publicación #1Publicada inicialmente el 1 de diciembre de 2019

Comentarios

"Que sus conversaciones sean siempre agradables y oportunas, a fin de que sepan responder a cada uno como es debido". Colosenses 4:6

loader