Día 9: ¡Gracias, María!

¡María, la Inmaculada Concepción!


“ Todo lo que pidan en la oración con fe, lo alcanzarán».” (Mateo 21:22)


La reflexión de hoy para nuestra vida:

Desde hace nueve días que venimos orado acompañados de María: somos miles de personas que hemos preparado nuestro corazón para decir SI con María.

Hoy, podemos agradecerle a María por su ejemplo y compañía. Por ejemplo, podemos invitar a nuestros amigos a orar con nosotros. ¡Compartamos esta alegría a nuestro alrededor!

¿Sabes, en diferentes fechas y en distintos lugares del mundo, se realizan muchos festivales con luces en honor a María, por ejemplo, la fiesta de las luces en Lyon, el día de las velitas en Colombia, etc. ¡pero muchos lo ignoran y solo se sienten atraídos por el espectáculo brillante!. Sin embargo, la razón por la cual veneramos a María, es porque ella fue la elegida, desde antes de su nacimiento, para ser la Madre de Dios: ella es la Inmaculada Concepción.

Y nosotros... ¿no nos parecemos un poco a esos miles de turistas que se desplazan a esas poblaciones, y que se han convertido en destinos obligados por sus festejos con luces, sin realmente conocer a Nuestra Señora? 

¿Acaso no tenemos temor del misterio de la Inmaculada Concepción?

La Iglesia reconoce que María fue elegida por Dios para ser su Madre y, para esto, fue preservada del pecado incluso antes de haberlo contraído como nosotros, descendientes de Adán. ¡La Virgen es la “Santa al natural”: su pureza y su santidad son el tejido mismo de su naturaleza y debemos honrarla!

¿Cómo, pues, podemos sentirnos involucrados con este misterio de María, en nuestras vidas? Su SI sin reservas al Señor ¿no nos parece demasiado alejado de nuestras capacidades?

 

La reflexión de hoy con María:

Es cierto: María, por su Inmaculada Concepción en el seno de su madre, tiene una proximidad muy particular con Dios. Pero este sitio especial de la Santísima Virgen no nos aleja de ella, ¡al contrario, nos acerca más! 

Por ejemplo, a Santa Teresita no le gustaba poner a María en un pedestal, como si viviera en un mundo distinto al nuestro, le gustaba considerarla como alguien cercano.

De hecho, María llevó una vida normal. ¡Lo que la acerca a cada uno de nosotros es precisamente que ella no es una “minusválida del pecado”, el cual no obstaculiza a su corazón! 

María tiene capacidad plena para entusiasmarse por el menor de nuestros esfuerzos, como una madre amorosa que anima a su hijo para que crezca bien; y para que seamos capaces de alcanzar el cielo.

Como hijos de María, aprovechemos todas las Gracias que le fueron dadas, y la dignidad incomparable que le da su Inmaculada Concepción que recae sobre nosotros, sus hijos.”
– Benedicto XVI


María es como un espejo, sin las marcas del pecado, que refleja perfectamente la luz del Amor de Dios

María fue plenamente humana, y al contemplarla, tomamos ejemplo de su . Por eso nos devuelve, cuando la miramos, un poco de la luz divina que la envuelve


¡Que María guíe nuestros pasos siempre! 



Oremos:

✔️Primero, reza la oración del día:

¡Oh, María concebida sin pecado, ruega por nosotros que recurrimos a Ti!


✔️Luego reza la oración de la novena (la oración del Papa Francisco)

Para ver la oración: ¡haz clic en el botón  "Oro", de color naranja, que está aquí abajo⬇️ Enseguida, te invitamos a hacer un Padre Nuestro, un Ave María, un Gloria al Padre.

Tomo un minuto para meditar todas estas cosas en mi corazón (Lucas, 2:19)

5 comentarios

"Que sus conversaciones sean siempre agradables y oportunas, a fin de que sepan responder a cada uno como es debido". Colosenses 4:6

loader