Facebook PixelSegundo día: DULZURA - Hozana
Sandra Nathalia

Sandra Nathalia en Novena a San José para solteros y casados

Publicación #2Publicada inicialmente el 12 de marzo de 2019

Segundo día: DULZURA

Segundo día: DULZURA

Segundo día: DULZURA

¡Oh, gloriosísimo Padre de Jesús, Esposo de María, Patriarca y Protector de la Santa Iglesia!, a quien el Padre Eterno confió el cuidado de gobernar, regir y defender en la tierra a la Sagrada Familia; protégenos y enséñanos a ser fieles a la Santa familia de tu Hijo que es la Iglesia, y concédenos los bienes necesarios para esta vida, y muy especialmente los auxilios espirituales para la vida eterna.

Concédenos especialmente estas tres gracias, la de no cometer jamás ningún pecado mortal; la de un sincero amor y devoción a Jesús y María, y la de una buena muerte, recibiendo santamente los últimos Sacramentos. 

¡Amén! 


Meditación

Vivamos con dulzura la esperanza que nos brinda nuestra fe, para aumentar su visibilidad en nuestro entorno. Cuando se nos pida que testifiquemos nuestra fe, revístenos de dulzura, de amabilidad y respeto. 

El dolor de  José debió haber sido muy grande al enterarse de que María estaba encinta; él habría estado en su derecho, según la Ley, de denunciar a María, ella sería repudiada, sería apedreada a las puertas de la casa de su padre, como lo prescribe la Ley de Moisés; pero él tomó una decisión llena de dulzura, para proteger a su esposa.

Aprendamos con el ejemplo de San José, a sonreirle a los tristes con la dulzura de la esperanza.


Oración Final

¡Oh, benignísimo Jesús! así como consolaste a tu padre San José, de la tristeza que le causó la profecía de Simeón, mostrándole el innumerable coro de los Santos, así te suplicamos humildemente que nos concedas la gracia de ser de aquellos para quienes tu sirves, no de ruina, sino de resurrección, y que correspondamos fielmente a tu gracia para que vayamos a tu gloria. 

¡Amén!

  • ¡Jesús, José y María, les doy el corazón y el alma mía!
  • ¡Jesús, José y María, asístanme en mi última agonía!
  • ¡Jesús, José y María, a su lado descanse en paz el alma mía!


« Dios te Salve, José »

¡Dios te salve, José, esposo de María, lleno de gracia!  Jesús y su Madre están contigo: bendito tú eres entre todos los hombres y bendito es Jesús, el Hijo de María. San José, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. 

¡Amén!

Tomo un minuto para meditar todas estas cosas en mi corazón (Lucas, 2:19)

Publicado en

Publicación precedente

Primer día: FORTALEZA

Publicación #1Publicada inicialmente el 10 de marzo de 2019

Comentarios

"Que sus conversaciones sean siempre agradables y oportunas, a fin de que sepan responder a cada uno como es debido". Colosenses 4:6

loader