Los Misterios Gloriosos: La Resurrección de Jesús

Los Misterios Gloriosos: La Resurrección de Jesús

Durante los próximos 5 días, meditaremos sobre los misterios Gloriosos.

El primer misterio glorioso es el de la Resurrección de Jesús. Este misterio es el que lleva el fruto de nuestra Fe.

San Pablo decía : " Y si Cristo no resucitó, es vana nuestra predicación y vana también la fe de ustedes." - 1 Corintios 15:14

La resurrección no es principalmente un hecho para ser discutido entre los historiadores. Es un evento que siempre se escapará a las investigaciones de los historiadores. Lo que encontramos en la historia, y que puede ser históricamente verificable, son los testigos que quieren que compartamos su fe, y por la fe que participemos en la vida que nos ofrece el Resucitado. Los cristianos nunca terminarán de reflexionar sobre el acontecimiento pascual. La resurrección es la irrupción de la vida divina y eterna en la condición mortal de la humanidad.

El Crucificado revela el drama multifacético de la condición humana. Incluso Resucitado lleva los estigmas de su Pasión. Él manifiesta el triunfo definitivo de la vida sobre las fuerzas de la muerte. Él, "el Príncipe de la vida", invita a sus fieles a cambiar la oscuridad por la luz, el antiguo fermento por la nueva levadura, la perversidad por la justicia. Él basa la esperanza de una vida que no cabe en el horizonte terrenal. 

Un tal José Calderón Salazar fue un buen mensajero Pascual cuando proclamó: "No estamos amenazados de muerte, estamos amenazados de resurrección". La última palabra para el cristiano, por lo tanto, no es muerte, sino resurrección. "

Mayo 2012 ; Padre Juan-Pablo Sagadou, asumptionista, 2012, artículo publicado en el diario de Burkina Faso L'Observateur Paalga.

Oración por las familias de las víctimas

Señor, te encomendamos a las familias de las personas

que han sido maltratadas por representantes de la Iglesia.

Ven a consolarlos y recuérdales que es por cada uno de ellos que te entregaste en la cruz;

tú, víctima inocente que sufriste por nuestros pecados, proporcionales las palabras y

los gestos apropriados para acompañar a los que han sido heridos en su entorno,

permite que se crucen con otras personas que les permitan conocer la belleza de tu Iglesia y,

finalmente, ayúdalos a perdonar a los que abusaron de sus seres queridos.

Con María y San Miguel te lo pedimos en el nombre de Jesús.

¡Amén! 

Oremos 

Un Padre Nuestro, 10 Ave María, y las oraciones a María y San Miguel haciendo clic en el botón de abajo "Oro"

Tomo un minuto para meditar todas estas cosas en mi corazón (Lucas, 2:19)

8 comentarios

"Que sus conversaciones sean siempre agradables y oportunas, a fin de que sepan responder a cada uno como es debido". Colosenses 4:6

loader