Los Misterios Dolorosos: la Flagelación de Jesús - Hozana

Los Misterios Dolorosos: la Flagelación de Jesús

Los Misterios Dolorosos: la Flagelación de Jesús

Continuamos con la meditación de los misterios dolorosos.

Este misterio doloroso de la flagelación de Cristo nos invita a vivir su fruto: la penitencia y arrepentimiento de nuestros pecados.

Hoy, oremos por todas las veces en que nosotros - nosotros también- hicimos sufrir a otros y a Cristo por nuestra cobardía, nuestro desprecio, nuestra indiferencia, nuestro miedo, por juzgar ...

 Dios mío, lo siento por ... Perdóname.

En tus angustias y tu sudor de sangre, yo estuve allí ... En tu arresto tan violento, en los golpes, cuando te escupieron, te insultaron, yo estuve allí ... En las falsas acusaciones, en los juicios falsos, en cada uno de los azotes de la horrible flagelación, yo estuve allí ... En la madera de la Cruz tan pesada de cargar, en las caídas, los insultos de la multitud, yo estuve allí ... En tu crucifixión, en la caída de la cruz, en el vinagre, en las objeciones innobles, en el sufrimiento de tu Santísima Madre y en tu último espiro, ¡yo estuve allí! ¡Yo estaba allí!
Sí, estuve allí, con todos mis pecados, mis debilidades, mis dudas, mis caídas y mis traiciones ... ¡Oh, mi querido Dios, lo siento, ¡lo siento! ... y todos los días de mi vida te digo: ¡gracias!

Beata Anna Katharina Emmerick

Intención: orar por las víctimas del abuso

Señor, te confió todas las personas que han sido víctimas de abuso sexual,

de abuso de conciencia y de poder por parte de personas de la Iglesia y de otras instituciones.

También te confió su sufrimiento al haber visto estos abusos sin ser atendido o

bien manejados por las personas a cargo, dejando que esas acciones continuaran sobre ellos y sobre otros.  

Ven, posa tu mano sobre ellos, alivia su inmenso dolor y cura sus heridas.

Permite a estas personas reconstruirse y realizarse completamente.

Intercede para que este contacto traumático con la Iglesia

no sea un freno para conocer tu Amor inagotable por cada uno de ellos.  

Pon en sus caminos, te lo ruego, a las personas que los acompañarán y

darán testimonio de la verdadera cara de su Hijo en la Iglesia.

Finalmente, permíteles que un día encuentren fortaleza y la gracia,

para perdonar a aquellos que les causaron mal.  

Con María y con San Miguel te lo pedimos en el nombre de Jesús.

¡Amén!

Oremos

Un Padre Nuestro, 10 Ave María, y las oraciones a María y San Miguel haciendo clic en "Oro" a continuación. Todos los días, una decena. Al final, habremos orado un Rosario completo al final: ¡mantenfamos firmes hasta el final! 

Finalmente, comparte esta publicación en las redes sociales: ¡aquellos que no participan en la oración durante todo el mes pueden al menos orar con este texto!

Tomo un minuto para meditar todas estas cosas en mi corazón (Lucas, 2:19)

Comentarios

"Que sus conversaciones sean siempre agradables y oportunas, a fin de que sepan responder a cada uno como es debido". Colosenses 4:6

Ventas
place Medellín, hace 1 año
Gracias por dedicar tiempo a difundir nuestras creencias. Pueden encontrar temas similares en nuestra página web www.editoriallatinaja.com. Bendiciones!
Leticia colunga salazar
place Saltillo, hace 1 año
oh señor tan grande es tu misericordia, perdón, perdón por tanto agravio , abramos nuestro corazón para que Dios siempre sea el centro de nuestras vidas, aceptar su voluntad y no la nuestra.
Santa Georgina Euan Yah
place Mérida, hace 1 año
Que todos participemos en hacer el bien, en conducirnos con honestidad, conseguiremos un camino menos pedregoso.
Jose Horacio Moreno Dominguez
place Ciudad de México, hace 1 año
Nuestros trabajos y nuestras luchas están impulsados por nuestra esperanza en el Dios vivo, que es el salvador de todos los hombres y en particular de los fieles. Esto has de enseñar e inculcar.
Rosario
place Tampico, hace 1 año
Gracias Señor porque me permites pedirte perdón por mis pecados,.