Responsabilidad empresarial

Imagen principal de la publicación

A principios de julio, 160 líderes religiosos de distintos países del mundo han firmado un llamamiento para exigir una mayor responsabilidad de las empresas europeas, sobre todo aquellas que actúan en otros continentes. Entre los firmantes del texto, el coordinador internacional de los Laicos Misioneros Combonianos, Alberto de la Portilla; el superior provincial de los Combonianos en España, P. Miguel Ángel Llamazares; y la consejera de la provincia de Europa de las Misioneras Combonianas, Hna. Angela Colombi. Una muestra del compromiso comboniano por la justicia como aspecto fundamental de nuestra misión.

Las personas y no los beneficios deberían motivar a las empresas, pero estas parecen moverse exclusivamente por las ganancias y muchas de sus actividades desreguladas «se han relacionado con violaciones de los derechos humanos, acoso y asesinatos de defensores de los derechos humanos, desestructuración de comunidades y daños irreparables a la biodiversidad», se afirma en el manifiesto.

Aunque en Europa existe la Directiva de Diligencia Debida de las empresas en materia de Sostenibilidad, es una legislación insuficiente que solo afecta al 1% de las empresas europeas y debe ser ampliada y mejorada para evitar los muchos abusos documentados que las empresas europeas cometen más allá de sus fronteras, como ocurrió con la empresa francesa Total en Uganda (foto). Los ciudadanos europeos, menos todavía si somos cristianos, no podemos aceptar que la riqueza material de Europa se consiga a costa del sufrimiento de otros seres humanos y la devastación de los ecosistemas.

Por intercesión de san Daniel Comboni, oramos por los responsables de la toma de decisiones en Europa, para que actúen de manera que la Unión Europea se convierta en líder mundial en la lucha contra los abusos de las empresas.

Oración de la comunidad

Oración por las misiones y las vocaciones

¡Oh Padre!, tú quieres que todos los pueblos alcancen la salvación; despierta, pues, en todo creyente un nuevo fervor misionero, para que Cristo sea testimoniado y anunciado a los que aún no le conocen. Por intercesión de San Daniel Comboni sostén y alienta a los misioneros en su obra evangelizadora y sigue suscitando nuevas vocaciones para las misiones. Virgen María, Reina de los Apóstoles, que has ofrecido el Verbo encarnado al mundo, dirige la humanidad hacia Aquel que es la luz verdadera que ilumina a todo viviente, y haz de nosotros unos fervientes colaboradores suyos. Por Cristo nuestro Señor. Amen.

"Que sus conversaciones sean siempre agradables y oportunas, a fin de que sepan responder a cada uno como es debido". Colosenses 4:6

loader

Familia Comboniana

Me inscribo